El Grupo Socialista se opondrá a la reforma laboral del Gobierno por ser "injusta, desequilibrada e ineficaz"

Soraya Rodríguez acusa al Ejecutivo de haber dedicado sus primeros 50 días a "hacer las mayores contrarreformas que traían en su programa electoral oculto"

La nueva portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, ha explicado hoy en rueda de prensa que el Grupo ha ratificado este martes por unanimidad, la propuesta de la Ejecutiva Federal del PSOE sobre los nuevos miembros de la dirección en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo. Una propuesta que la ratifica como nueva portavoz en el Congreso y que también lo hace con Marcelino Iglesias y Juan Fernando López Aguilar respectivamente.

En su primera comparecencia como portavoz en el Congreso, Rodríguez ha explicado que en la reunión del Grupo Parlamentario se ha mantenido un debate político que ha estado centrado de forma muy importante en el real decreto-ley de reforma del mercado laboral. En este sentido, la responsable socialista ha anunciado que el PSOE tendrán una “posición absolutamente frontal y en contra de esta reforma presentada por el Ejecutivo”.

Rodríguez ha calificado esta medida como “injusta, desequilibrada e ineficaz” para el propósito que dice servir, como el referido a la creación de puestos de trabajo y de frenar la situación que vive nuestro país. Además, ha añadido que lo que sí hará “es facilitar y abaratar el despido”.

Para la portavoz socialista se trata de una “contrarreforma” que rompe las relaciones de equilibrio existentes en nuestro sistema de negociación colectiva entre trabajadores, representantes de trabajadores y empresarios y no incentivará la creación de nuevos contratos”. Igualmente ha criticado que la reforma “cree una nueva modalidad de contrato de un año con despido libre y gratuito”. Además, ha indicado, que la medida “generará más paro” y ya está ocasionando elementos “perversos para todos”. Así, ha explicado que deja a los trabajadores en situación en enorme “vulnerabilidad e inseguridad”.

Rodríguez ha dicho que “hemos construido un modelo económico y social en nuestro país que ha garantizado paz y cohesión social” y con esta medida del Gobierno del PP “este modelo se rompe”. “El Gobierno no ha negociado con nadie y marca una línea de mucho riesgo por la que quiere transitar”, ha insistido.

Durante su comparecencia, la parlamentaria socialista ha aseverado que en estos primeros 50 días de gobierno popular, “quieren hacer las mayores contrarreformas que traían en su programa electoral oculto”. También ha manifestado que han hecho un pacto con la CEOE y la Conferencia Episcopal para tomar unas medidas que “suponen un claro recorte de derechos sociales, económicos y civiles de la sociedad española”. Se trata pues, de medidas que dejan ver que “no hay ninguna medida para superar la crisis y sólo propuestas de ajuste presupuestario, de renta y de ajuste de derechos sociales”.

Reforma financiera

Por último, la portavoz del PSOE ha manifestado que su grupo dará su apoyo a la reforma financiera del Gobierno. En este punto ha explicado que dicha reforma “no sobrepasa la línea roja” de utilizar el dinero público de los contribuyentes para sanear las entidades financieras. La responsable socialista ha apuntado también que su grupo apoyará dicha reforma pese a que el PP no ha buscado la negociación y sólo ha hecho “alguna llamada telefónica”.