El Grupo Socialista urge al Gobierno cambios para que los grandes operadores de carburantes no utilicen su poder de mercado en contra de la competencia

El texto de los socialistas apuesta por facilitar la apertura de nuevas estaciones de servicio en hipermercados. Insta al Ministerio de Industria a publicar "rankings" con las gasolineras más baratas_x000D_

El Grupo Parlamentario Socialista ha urgido al Gobierno, en una proposición no de ley que será debatida próximamente por el Pleno del Congreso de los Diputados, a que aborde, de manera integral, una serie de cambios estructurales, de carácter regulatorio, para que los grandes operadores no puedan seguir utilizando su poder de mercado en detrimento de la competencia efectiva.

La iniciativa de los socialistas, que será defendida por la diputada Inmaculada Rodríguez-Piñero, secretaria de Economía y Empleo del PSOE, considera que para resolver el problema de los elevados precios y márgenes en el sector de carburantes en España es “requisito” indispensable la introducción de mayor competencia efectiva.

En la parte mayorista, la propuesta específica la necesidad de asegurar que ninguna empresa de refino y comercialización de carburantes ejerza un control o una influencia significativa en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH). También se refiere a la obligación de garantizar que la red de transporte y la actividad de almacenamiento se produzca en condiciones objetivas, transparentes y no discriminatorias, así como introducir mayor competencia en la actividad de refino.

En lo que se refiere al segmento minorista, el texto de los socialistas apuesta por facilitar la apertura de nuevas estaciones de servicio en hipermercados y revisar su autorización en carreteras y autopistas para evitar la excesiva concentración. Asimismo, aboga por reducir la duración de los contratos de suministro en exclusiva d los principales operadores para evitar barreras a la entrada y expansión de operadores alternativos.

Además, pide limitar las recomendaciones de precios de venta al público y los incentivos de coordinación entre empresas para evitar la confluencia de intereses comerciales entre operadores, así como debilitar las posibilidades de alineamiento de estrategias comerciales entre ellos y fomentar la competencia entre estaciones de servicio abanderadas por un mismo operador y no gestionadas por él.

“Intensificar medidas encaminadas a incrementar la transparencia en el sector con el fin de reducir los costes de búsqueda y mejorar la capacidad de los consumidores de comparar entre estaciones de servicio y, de esta forma, estimular la competencia entre las mismas”, constituye otra exigencia de la proposición no de ley. “El Ministerio de Industria, Energía y Turismo elaborará y publicará rankings de las estaciones de servicio más baratas en la última semana, el último mes o el último año, en entornos locales”.

La propuesta cita informes recientes sobre carburantes de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), como “una buena prueba de la necesidad de modificar la regulación en el mercado de los carburantes”. Así, el de la CNC habla de indudables barreras de entrada a operadores interesados en acceder y expandirse en el mercado de distribución minorista.

Por su parte, el de la CNE señala que los tres principales operadores mantienen contratos en exclusiva de largo plazo de forma que las gasolineras apenas compiten entre sí. Apunta que en las zonas con mayor penetración de gasolineras independientes disfrutan de precios más competitivos.

Igualmente, la CNE ha observado fuertes picos de descenso puntuales todos los lunes y repuntes el martes en un valor similar, principalmente en el “Gasóleo A”.