El Grupo Socialista vota en contra del Decreto-ley que vacía de contenido el Plan PREPARA creado por los socialistas

La portavoz socialista de Empleo estima que lejos de mejorarlo, el Gobierno lo convierte en “un mecanismo de exclusión, que hace recaer sus ajustes en los parados”

El Grupo Parlamentario Socialista votará en contra del Real Decreto-ley por el que se prorroga el programa PREPARA que junto al mayor recorte, del pasado julio, de las prestaciones por desempleo más profundo de la democracia y modificar la Renta Activa de Inserción, ha vaciado de contenido el PREPARA del anterior Gobierno socialista.

Concha Gutiérrez, portavoz socialista de Empleo, ha considerado que, lejos de mejorar la eficacia del PREPARA, lo convierte en “un mecanismo de exclusión y hace recaer sus ajustes en los parados, en los que están en riesgo de exclusión”.

La portavoz socialista ha recordado que Rajoy anunciaba la prórroga del PREPARA el pasado 14 de agosto y lo hacía tras causar angustia a cientos de miles de españoles, forzado por la movilización ciudadana y amparándose en una pretendida evaluación del programa.

Gutiérrez se ha referido a que al presentarlo la ministra de Empleo desencadenaba una nueva operación de propaganda del PP que ponía el énfasis en el incremento de las prestaciones y en la mejora de su eficacia. “La realidad es bien distinta y solo es un fraude más del PP. El texto del Real Decreto-ley se convierte en un catálogo monumental de excluidos”.

Según la diputada socialista, lo que pretende es una reducción considerable de los recursos públicos necesarios a los desempleados y el PP no cambia su política con el PREPARA, le da una vuelta de tuerca más y hace recaer el ajuste en los parados. “Por eso, la ministra no ha querido discutirlo y menos pactarlo con los sindicatos, ninguneando otra vez su papel constitucional. Los mismos sindicatos que sí eran recibidos, y alabados, por la señora Merkel.

Ha aludido que el Gobierno socialista puso en marcha el Plan PREPARA, en base al Acuerdo Social y Económico de febrero de 2011, acuerdo tripartito entre el Gobierno socialista, las organizaciones patronales y las sindicales. “Su principal objetivo era la orientación y recualificación profesional de las personas que hubiesen agotado sus prestaciones por desempleo, para favorecer su empleabilidad y reincorporación al mercado laboral y lo hacía mediante políticas activas que se acompañaban de una ayuda económica complementaria de 400 euros vinculada a un determinado nivel de ingreso”.

Este programa PREPARA, junto con la renta activa de inserción, constituían los dos mecanismos básicos de reinserción laboral de las personas desempleadas, sin otras prestaciones por desempleo y con un compromiso activo de búsqueda de empleo, ha contado. “La eficacia del PREPARA ha sido puesta de manifiesto en la Memoria del Consejo Económico y Social relativa a 2011, donde se dice que ‘llama la atención la elevada tasa de reinserción laboral de los beneficiarios de los programas PRODI Y PREPARA, dado que la mitad de los que participaron (50%) encontraron empleo, mayoritariamente jóvenes entre 25 y 29 años’”.

Ahora, en la práctica, con los nuevos requisitos, el Real Decreto-ley deja fuera de la ayuda a la inmensa mayoría de los jóvenes, a los trabajadores que han tenido contratos temporales, a los jóvenes que, según datos del Servicio público de empleo, tienen una media de prestación de sólo 7 meses. “Si alguno llega a los 12 meses de prestaciones los excluyen teniendo en cuenta los ingresos de sus padres”.