El INE confirma que el PIB creció un 0,2% y mejora una décima la caída internanual (-0,1%)

Por primera vez en casi dos años crece el consumo de las familias y la inversión en equipo

La mejora del consumo y la inversión, especialmente en bienes de equipo, permitieron a la economía española crecer un 0,2% en el segundo trimestre del año respecto al trimestre anterior, en el que el PIB creció un 0,1%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En tasa interanual, la economía española moderó su caída hasta el 0,1%, frente a la contracción del 1,3% del primer trimestre. Este dato mejora en una décima el avanzado por el organismo estadístico el pasado 13 de agosto como consecuencia de la revisión efectuda por el INE en las cifras de PIB del periodo 2006-2009, que han llevado al Instituto a ampliar en una décima, hasta el -3,7%, la caída de la economía española en 2009.

Con el leve crecimiento logrado en el segundo trimestre, el PIB encadena dos trimestres en positivo tras salir de la recesión a principios de año, aunque hay expertos y analistas que no descartan que la economía registre un nuevo retroceso en el tercer trimestre por la subida del IVA, que empezó a aplicarse el pasado 1 de julio.

El crecimiento del PIB en un 0,2% registrado entre abril y junio es el mejor dato trimestral que se produce desde el primer trimestre de 2008, cuando la economía repuntó un 0,4%.

En valores interanuales, con el dato del segundo trimestre (-0,1%) se encadenan ya siete trimestres consecutivos en negativo, si bien la tasa interanual conocida hoy es la menos desfavorable para la economía española de todo ese periodo. No obstante, el comportamiento de la economía española en tasa interanual es el más negativo de todo el entorno europeo, pues las mayores economías de la Unión presentaron en el segundo trimestre tasas positivas de crecimiento, siendo las más elevadas las de Alemania (3,7%) y Holanda (2,1%).

El crecimiento trimestral del PIB se vio impulsado por el mayor consumo y un menor recorte de la inversión. El gasto en consumo de los hogares aumentó entre abril y junio un 1,3%, cuatro décimas más que en el primer trimestre, mientras que el gasto en consumo de las administraciones públicas se incrementó cuatro décimas, hasta el 0,7%.

La inversión se contrajo un 0,7% entre abril y junio, un punto menos que en el primer trimestre, con un avance de casi cuatro puntos en la inversión de bienes de equipo, que aumentó un 4,6% en el segundo trimestre. Por su parte, la inversión en construcción se redujo un 2,2%, frente al -3% del primer trimestre, en tanto que la inversión en otros productos aceleró su contracción más de dos puntos, hasta el -3,3%.

MEJOR COMPORTAMIENTO DE LA DEMANDA NACIONAL

El INE explicó que en el segundo trimestre la contribución negativa al PIB de la demanda nacional se redujo más de dos puntos, al pasar de -2,8 a -0,5 puntos, mientras que la demanda externa recortó más de un punto su aportación positiva, desde 1,5 a 0,4 puntos.

Dentro de la demanda interna, sus dos principales componentes, el consumo de los hogares y la inversión, mostraron un comportamiento más positivo en el trimestre. Así, el gasto en consumo final de los hogares creció un 2% en tasa interanual, su primer repunte desde el segundo trimestre de 2008 tras siete trimestres de contracción. Según Estadística, los datos menos desfavorables de empleo han incidido positivamente en el aumento del gasto de las familias.

Por su lado, el gasto de las administraciones públicas aceleró seis décimas su crecimiento interanual, hasta el 0,4%, en sintonía con el ritmo de avance de la remuneraci...