El 'Orgullo gay' colapsa Madrid

Cientos de miles de personas colapsan Madrid en favor de una "escuela sin armarios"

Cientos de miles de personas han colapsado hoy el centro de Madrid bailando y cantando tras carrozas multicolores y pancartas en favor de la "diversidad afectivo-sexual" en la educación como parte de la marcha del Orgullo Gay.

Desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España pasando por la Gran Vía, han desfilado agrupaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales llegados de toda España para participar en una cabalgata que los organizadores aseguran es un "instrumento político" para lograr normalizar la homosexualidad en la escuela.

De hecho, varios de los grupos que han participado lo hacían cantando al ritmo de "no desfilamos, nos manifestamos".

La marcha la abrían a las 18.00 horas la ministra de Igualdad, Bibiana Aído; representantes del PSOE, IU y UpyD; los líderes sindicales y las principales organizaciones juveniles portando una pancarta por "Una escuela sin armarios".

En declaraciones antes de participar en la cabalgata, Aído ha asegurado que "tenemos muchos motivos para tener orgullo; somos un país abierto que ha hecho una apuesta clara por la ampliación de derechos", y ha asegurado que todos los gays lesbianas, transexuales, y bisexuales "tienen a su lado al Gobierno".

La ministra ha lamentado que el 50 por ciento de los adolescentes homosexuales sufran violencia en la escuela y en los centros educativos y ha asegurado que "todos tenemos que ayudar a que la

escuela sea un espacio seguro para la diversidad, porque lo que se aprende de pequeños se queda para siempre".

Tras las pancartas, decenas de agrupaciones de homosexuales de Sevilla, Barcelona, Gandía, Logroño, Asturias desfilaban cantando a gritos y dejándose fotografiar por los miles de personas que se agolpaban como una masa sólida a ambos lados de la marcha dispuesta a corear cualquier lema.

"A Castilla le gusta la tortilla", "cura, imán o rabino, no estorbes mi camino", "estas son las familias de Aragón", "me gustan las peras, me gustan las manzanas, y en la cama me acuesto con quien me da la gana" son algunos de los lemas más cantados a lo largo de la marcha.

Entre las organizaciones que han desfilado también se encontraba Crismhom, una asociación de cristianos homosexuales que apuestan por "educar como Cristo en el amor y la tolerancia" y aspiran a "integrar fe y homosexualidad", ha explicado a EFE, Julio un profesor de instituto miembro de la organización.

Pero el plato fuerte de la marcha lo componían 31 carrozas o camiones engalanados o provistos de inmensos altavoces y desde los que bailarines y juerguistas con poca ropa lanzaban panfletos,

condones, camisetas o caramelos.

Encabezada por las carrozas del Consejo de la Juventud, UGT y Comisiones Obreras, la caravana avanzaba con extremada lentitud y a duras penas abriéndose paso entre la masa sólida de participantes y espectadores que colapsaban las calles.

Hasta el punto de que a las 21.00 horas, cuando los organizadores habían calculado que acabaría la marcha en la Plaza de España con la lectura de un manifiesto, unas 15 carrozas aún no habían salido de la Puerta de Alcalá.

La secretaria general de la Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Desiré Chacón, y el presidente del Colectivo Gay de Madrid (COGAM), Miguel Ángel González, organizadores de la marcha han reivindicado un sistema educativo en el que la diversidad sexual "tenga el reconocimiento que necesita".

"Queremos unas escuelas a las que los jóvenes LGTB no tenga...