El PP rechaza la propuesta del PSOE de promover un pacto contra la pobreza infantil

Luisa Carcedo ha denunciado la “mercantilización del Estado del Bienestar” que está llevando a cabo el Gobierno.

La portavoz socialista de Servicios Sociales, Luisa Carcedo, ha defendido esta tarde, en el Pleno del Congreso, una moción en la que el PSOE reclamaba promover un Pacto contra la pobreza infantil y poner en marcha urgentemente un Plan de lucha contra la pobreza y la exclusión social, así como revertir la “deriva mercantilizadora del Estado del Bienestar” que está llevando a cabo el Gobierno. La moción será rechazada con el voto en contra del Partido Popular.

Además, los socialistas proponían otras medidas, como extender el subsidio por desempleo para los parados de larga duración con hijos a cargo, incrementar la cuantía de la asignación por hijo a cargo de la Seguridad Social, recuperar los programas de educación infantil de 0 a 3 años y los fondos de apoyo y refuerzo educativo.

En su intervención, Carcedo ha denunciado las políticas de recortes sociales del Gobierno, que han incidido en el incremento de la pobreza en España: 13.000 millones menos en sanidad en la legislatura; la radical eliminación de la educación infantil 0-3 años, el incremento de tasas universitarias  y la reducción de becas; más de 2.000 millones recortados cada año a los servicios sociales; la reducción de casi 10.000 millones en políticas de empleo que colocan a los trabajadores y las personas en desempleo en condiciones de precariedad; y, especialmente, la situación de los 2.700.000 niños que viven bajo el umbral de la pobreza, “situación de emergencia nacional, inadmisible para un país decente”.

En estas circunstancias –ha criticado- el Consejo de Ministros aprueba lo que denominan la Agenda Social, que no es más que una mera estrategia de publicidad, sin ningún respaldo presupuestario, y proponen una partida en los PGE de 32 millones de euros para un plan de infancia y familia, todavía por definir, de los que cada menor de 16 años en España tocaría a 0,32 euros al mes.

“Han provocado un auténtico Katrina social. Sus medidas van a dejar desolada la cohesión de este país y va a llevar muchos años recomponerlo”, lamentó Carcedo.