El presidente asegura que el Gobierno tiene en marcha el proceso de reformas más intenso desde hace décadas

Zapatero recalca que hay "razones bastante objetivas" y de interés general para concluir la legislatura

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado esta tarde en el Senado que la reforma laboral y la reforma de la negociación colectiva son las reformas más profundas realizadas en el marco laboral desde hace tres décadas.

José Luis Rodríguez Zapatero ha explicado en la sesión de control al Gobierno en el Senado que el Ejecutivo pusó en marcha en el año 2009 "el proceso de reformas más intenso para la modernización de la economía española desde hace décadas".

Ante al pregunta del senador popular Pío García-Escudero, Rodríguez Zapatero ha recordado que algunas de esas reformas afectan al mercado laboral y a la negociación colectiva que, a su juicio, "son son las dos reformas más profundas en el marco laboral desde hace tres décadas". "Nadie las hizo, y a lo mejor si se hubieran hecho no hubiéramos tenido un impacto tan grande en el desempleo en esta crisis", ha añadido.

El presidente también ha señalado que el Gobierno está llevando a cabo un amplio proceso de consolidación fiscal y de reforma de las administraciones públicas para reducir el déficit. Asimismo, ha apuntado que el Ejecutivo ha aprobado una reforma de las pensiones que garantiza su futuro y que ha sido bien valorada por los organismos internacionales.

Rodríguez Zapatero ha asegurado que los hechos están demostrando que el compromiso del Gobierno de cumplir las reformas para la recuperación económica están por encima de cualquier interés.

CONCLUIR LA LEGISLATURA

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que hay "razones bastante objetivas" de "interés general" para concluir la legislatura porque es necesario concluir la tramitación de las reformas en marcha para asentar la recuperación y crear empleo.

Ante las acusaciones del portavoz del PP de que el Gobierno está "sin pulso y en fase terminal", Zapatero ha acusado al PP de generar alarma y desconfianza y ha garantizado que concluirá las reformas previstas porque su compromiso con el país está por encima de cualquier interés personal o de partido, un partido que, ha dicho, "sufre" cuando se adoptan medidas duras y difíciles pero lo acepta por el interés general.