El PSM denuncia que Aguirre no ha destinado a sanidad los 1.400 millones que recibió del Gobierno para ello

El líder del PSM subraya que la presidenta no asegura las prestaciones sanitarias y echa la culpa a Zapatero

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, recordó esta mañana que “el Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene la responsabilidad y la obligación de prestar servicio sanitario a los 6,5 millones de ciudadanos que viven en esta región, y es más, este Gobierno tiene una responsabilidad añadida, que es dotarles de la mejor calidad en los servicios sanitarios. Esta es una Comunidad que cuenta con recursos y que tiene que aspirar a liderar la calidad de los servicios públicos y en concreto los servicios sanitarios. No puede hacer dejación de funciones y tiene que asegurar la prestación sanitaria a cada uno de los ciudadanos, independientemente de que luego cada persona opte por lo que le parezca más razonable".

Gómez aseguró que “nos parece un chiste, por las declaraciones que ha hecho el Gobierno regional, que 200.000 ciudadanos pueden sufrir algún problema con el servicio sanitario del que Aguirre es responsable”, y afirmó que “el Gobierno de Esperanza Aguirre está más preocupado en ser oposición política al Gobierno de España que en solucionar los problemas de los madrileños”.

El líder de los socialistas madrileños recordó que “el sistema de financiación es el que hizo en su momento Antonio Beteta, hoy responsable de Economía y Hacienda en el Gobierno regional. Él fue el que diseñó el sistema de financiación autonómica, y por lo tanto los recursos que llegan a las comunidades autónomas son las que él decidió en su momento”.

“Hay que decir también”, añadió, “que el Gobierno de España ha ingresado en la cuenta corriente de la Comunidad de Madrid en torno a 1.400 millones de euros para la financiación sanitaria, dinero que por cierto el Gobierno de Aguirre no ha utilizado en sanidad”. Todo este dinero no se ha dedicado a sanidad en la Comunidad de Madrid, denunció el secretario general del PSM, que aseguró que Aguirre ha utilizado este fondo para otras cuestiones como publicidad y propaganda, para cubrir parte de la deuda de Telemadrid u otras cuestiones de autobombo de Esperanza Aguirre.

Por lo tanto, las críticas del Gobierno de Aguirre “demuestran una actitud demagógica y de pura oposición a Zapatero. Aguirre no puede permanentemente echar balones fuera. Cuando la economía iba bien era gracias a la gestión de su Gobierno, y cuando hay dificultades es por culpa de Zapatero. Ella tiene la obligación de prestar los servicios públicos en esta región”, concluyó.