El PSOE abandona la ponencia de la Ley de Transparencia hasta que Rajoy dé explicaciones del caso Bárcenas y la financiación del PP

“Creemos que un aplazamiento permitiría trabajar con sosiego y sin la impresión de que lo que hacemos y lo que decimos son cosas distintas”, argumenta el ponente socialista José Enrique Serrano.

Los representantes del Grupo Parlamentario Socialista en la ponencia de la Ley de Transparencia han abandonado hoy la reunión, después de que el PP no haya aceptación la petición formulada por el PSOE de que se aplazaran las sesiones previstas, en tanto que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no comparezca en el Congreso para ofrecer explicaciones sobre el caso Bárcenas y la presunta financiación irregular del PP.

El ponente socialista José Enrique Serrano ha argumentado que “la Ley de Transparencia es un gran reto y tenemos un enorme interés en que pueda salir adelante y que salga bien. Pero nos resulta muy sorprendente que los diputados estemos ignorando que, fuera de estas paredes, se está pidiendo un ejercicio de transparencia que no se atiende por parte del Gobierno” que –ha recordado- ha rechazado 5 veces en los últimos meses las solicitudes de comparecencia de Rajoy para que diese una explicación pública sobre la financiación del PP.

“La Ley de Transparencia pretende, a nuestro juicio, que lo que decimos las organizaciones políticas o los representantes públicos y lo que hacemos se identifique una cosa con la otra. Lo que yo creo que da mala imagen es que prediquemos una cosa y hagamos otra. Y si estamos trabajando por la Ley de Transparencia quienes estamos implicados en ese trabajo tendríamos que esforzarnos en transmitir la impresión y la realidad de que somos nosotros mismos transparentes, aunque no exista Ley”, ha señalado Serrano, para quien “un aplazamiento de 24 o 48 horas o de una semana no impediría cumplir el calendario para asegurarnos que esta ley se aprueba bien, con un consenso amplio, antes de fin de año”.

“Creemos que un aplazamiento permitiría trabajar con sosiego y trabajar sin la impresión de que lo que hacemos dentro y fuera son cosas distintas”, concluyó.