El PSOE aboga por situar la reindustrialización del país en el corazón de la política económica y lanza una oferta de “un gran pacto de estado” sobre energía

Pedro Sánchez denuncia que el coste de la energía en España es “uno de los principales frenos a la competencia” y que precisamente “el freno” a la reducción de su precio tiene una relación directa sobre la devaluación de los salarios

El PSOE ha constituido esta mañana en Madrid el Consejo para la Transición Industrial y Energética en una reunión que han presidido el secretario general, Pedro Sánchez, y el responsable de este nuevo órgano, Javier Fernández. Tras la reunión, el líder socialista ha explicado que uno de los objetivos principales de este órgano es situar la reindustrialización del país “como eje fundamental” de la política económica nacional. Asimismo, otro de los frutos de esta reunión ha sido la oferta de “un gran pacto de estado” con el conjunto de fuerzas políticas para abaratar de la energía y que, de esta manera, la industria española gane en competitividad.

          Sánchez cree que para la construcción de una alternativa económica “distinta a la política cortoplacista del PP” es básico poner en el centro de las políticas la reindustrialización del país y diversificar los motores de crecimiento. El sector industrial, ha enfatizado el secretario general, permite generar, además, un empleo de mucha más calidad.

          El secretario general ha denunciado que el coste de la energía en España es “uno de los principales frenos a la competencia” y que precisamente “el freno” a la reducción de su precio tiene una relación directa sobre la devaluación de los salarios de los trabajadores, una situación que el PSOE no acepta y que pretende revertir. “Necesitamos un pacto por la transición energética”, ha dicho Sánchez, que ha puesto el acento en la importancia de una política energética “que trascienda los cuatro años de una legislatura y plantee una transición energética hacia modelos más sostenibles”.

 

 

JAVIER FERNÁNDEZ

 

          La creación de este órgano fue acordada en el Congreso Federal Extraordinario de julio, que mandató a la Ejecutiva para que lo constituyera y para que tuviera como presidente a Javier Fernández, cuyo trabajo para poner en marcha este Consejo ha resaltado Pedro Sánchez.

Por su parte, el también líder de los socialistas asturianos ha subrayado que este Consejo es “absolutamente necesario” puesto que España necesita “una industria más potente, más moderna y con un mayor componente tecnológico”, que puede generar además “un empleo de más calidad”. Para ello, Fernández defiende conjugar “la modernización de los sectores tradicionales y el empuje de los emergentes” a través de un conjunto de medidas que este órgano irá planteando.

Acerca del coste energético, Fernández ha recordado que el precio de la energía en España para las empresas es “el más caro de Europa”, y de ahí la necesidad de alcanzar un acuerdo de estado, que resuelva el dilema “de la garantía de suministro, de la sostenibilidad ambiental y de un precio asequible”.

A este encuentro han asistido varios miembros de la dirección federal, como Meritxell Batet, Luz Rodríguez, Manuel de la Rocha Vázquez, Luisa Carcedo, Pilar Lucio y María González Veracruz, así como especialistas en la materia.