El PSOE aclara que es una propuesta novedosa, porque afecta sólo a delitos por violencia de género y a extranjeros residentes tanto legales como ilegales

Además, el cumplimiento de la pena es obligatorio en España y la expulsión por 10 años es independiente de la cuantía de la condena

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, aseguró hoy que la propuesta del PSOE de expulsar a los extranjeros con delitos de violencia de género, recogida en su programa electoral, es una propuesta “novedosa”, ya que afecta sólo a delitos de violencia de género y a todos los extranjeros residentes, tanto legales como ilegales.

Montaño respondía así a las críticas del Consejo General de la Abogacía Española, que aseguró hoy que la propuesta socialista se puede aplicar desde la reforma del Código Penal de 2003.

La dirigente socialista aclaró que estamos ante una nueva medida, ya que “este endurecimiento penal afecta específicamente a los delitos por violencia de género cometidos por extranjeros residentes”, y también es novedosa respecto al tratamiento penal que establece la reforma del Código Penal de 2003, porque “afecta a cualquier tipo de extranjero, con independencia de su situación administrativa, el cumplimiento de la pena es obligatorio en España y la expulsión por 10 años es independiente de la cuantía de la condena”.



Montaño subrayó que esta medida “se enmarca en el compromiso del PSOE de seguir poniendo en marcha acciones positivas para la erradicación de la violencia de género, tal y como ha hecho el Gobierno a lo largo de esta legislatura” y que tuvo su manifestación más clara en la aprobación de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

“El objetivo concreto de esta medida es la protección de las mujeres, sobre todo de las mujeres extranjeras que conviven con sus agresores y que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad”, explicó.

La responsable del PSOE añadió que en el programa socialista aprobado ayer se han incluido también otras medidas en este sentido, como la eliminación de la discriminación por razón de la situación administrativa de residencia de las mujeres víctimas de violencia de género para que denuncien sin temor a ser expulsadas y al elaboración de un plan especifico para mujeres inmigrantes víctimas de maltrato.

Asimismo, Montaño ha resaltado que “el PSOE apuesta por los valores de convivencia, respeto e integración de las personas extranjeras en nuestro país”, pero “con la misma firmeza, va a ser absolutamente intolerante contra quienes no respeten esos valores, sobre todo, en el ámbito de la lucha activa de los socialistas contra la violencia de género".


(Nota de prensa difundida el 28 de enero de 2008)