El PSOE acusa al Gobierno de poner “paños calientes a la financiación autonómica” y exige un nuevo modelo de financiación que “garantice los servicios básicos”.

Antonio Pradas, secretario de Política Federal del PSOE, ante la reunión que celebrará este martes el Consejo de Política Fiscal y Financiera, ha acusado al Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de gestionar la financiación de las Comunidades Autónomas “como si fuese la pedrea de la lotería y de poner paños calientes a la financiación autonómica”. Además, Pradas ha exigido “un nuevo modelo de financiación que garantice los servicios básicos”. En su opinión “resulta vergonzoso que cada vez que hay una reunión de este órgano, el Gobierno muestre su improvisación, sacándose conejos de las chistera haciendo electoralismo con algo tan preciado como son los servicios públicos básicos que prestan las autonomías y los ayuntamientos”.

El primer reproche del responsable federal socialista es la forma de convocatoria del Consejo, “con absoluto secretismo, apurando plazos”. Hasta el mismo viernes no recibieron las comunidades autónomas la convocatoria formal con el orden del día de la reunión, “teniendo que informarse los consejeros autonómicos por los medios de comunicación, limitándose así su capacidad de elaboración de informes en base a propuestas siempre rodeadas de la máxima complejidad”.

Pradas ha acogido de buen grado el anuncio de establecer un interés 0 para los créditos otorgados a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y ha  recordado que "el Gobierno y la Banca llevan haciendo negocio con los ayuntamientos y las comunidades autónomas desde hace tres años, aplicando intereses añadidos en los mecanismos de financiación".

Antonio Pradas ha recordado que ya en Septiembre de 2012 el Grupo Parlamentario Socialista pidió al Gobierno que revisara los intereses que se aplicaban al plan de proveedores, “ya que el Banco Central Europeo prestaba dinero a los bancos al 1%, mientras los ayuntamientos tenían que pagar a esos mismos bancos  intereses superiores al 4%”. Algo parecido ha ocurrido con el FLA. "Lo único que espero es que no sea un caramelo envenenado, a cambio de nuevos sacrificios para los gobiernos autonómicos".

Según Pradas, Montoro debiera hacer un planteamiento serio de estos instrumentos de financiación, en vez de aplicar criterios "graciables" para sacar rédito electoral con el sufrimiento de la ciudadanía, que ve “cómo se recortan sus servicios básicos y sus prestaciones sociales como consecuencia de la mala financiación del estado de bienestar”.

Como ejemplo Pradas ha citado que las comunidades gobernadas por el PSOE (Andalucía y Asturias) están financiando con más de un 70% la Ley de Dependencia y los servicios sociales, cuando su aportación debiera ser del 50%. Mientras, “en su mayoría las comunidades gobernadas por el PP han recortado sensiblemente la ayuda a las personas dependientes por no hacer frente a esa sobre-financiación”.

El PSOE aboga por “la convocatoria urgente de la Conferencia de Presidentes y abordar de forma definitiva un nuevo modelo de financiación, que reclaman ya el conjunto de comunidades, con independencia de su color político. El Gobierno lleva desde el mes de enero incumpliendo esta obligación, alimentando agravios entre territorios y creando una cizaña que en nada beneficia a la cohesión territorial de España”.

La tan “cacareada” recuperación económica debe servir, según el PSOE, para dotar de mayores recurs...