El PSOE acusa al Gobierno de tener la exclusión como guía de sus políticas para destruir el modelo social

Madina ve al Ejecutivo obsesionado con los jóvenes parados que viven en casa de sus padres y critica los cambios en el Plan Prepara

El secretario general del Grupo Socialista del Congreso, Eduardo Madina, ha asegurado este jueves que medidas como sacar del sistema sanitario a los inmigrantes en situación ilegal o a los jóvenes en paro del Plan Prepara demuestran que "la exclusión" es "vector ideológico" de su actuación y que tiene como objetivo "la destrucción de un modelo de bienestar que no comparte".

Para llevar adelante este ideario, la excusa es la crisis, ha dicho el dirigente socialista en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press. "Está haciendo todo aquello que no colocó en el programa electoral al servicio de la destrucción del modelo social. Creo que creen en todo eso", ha advertido Madina.

El diputado ha sido especialmente crítico con la exclusión de los inmigrantes sin documentación de la atención sanitaria, un paso más a su juicio en la conversión del sistema pública "en otra cosa". "No es cuestión de lucha contra el déficit, es cuestión de desmontar el modelo", ha insistido.

Ha subrayado a continuación que el Ejecutivo ha podido elegir dónde recortar el gasto o buscar ingresos y se ha preguntado si cabe, por ejemplo, "racionalizar el gasto militar" e invertir más en los presupuestos de educación y sanidad que en Defensa. "La obra legislativa no creo que esté diseñada por malas personas, sino por un gobierno sin alma", ha dicho.

Madina ha advertido de que los pasos que va dando el gobierno contra los sectores más débiles de la sociedad puede "generar monstruos" de los que en el futuro haya que arrepentirse.

PLAN PREPARA

En esta misma línea, Madina ha subrayado que los cambios que ultima el Gobierno para renovar el Plan Prepara "huelen" principalmente "a la exclusión de gente joven"; en concreto, a la de aquellos que viven en casa de sus padres, tal y como "dejó caer", a su juicio, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando en una conversación informal con periodistas confirmó que el Gobierno está estudiando tener en cuenta el colchón familiar a la hora de conceder la ayuda de 400 euros a los parados que han agotado sus prestaciones.

Ha criticado que este colectivo de jóvenes desempleados que viven con sus padres por falta de recursos parece ser la "obsesión" del PP y de su vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, el primero en denunciar que la ayuda del Plan Prepara estaba llegando a jóvenes que vivían en casa de sus padres sin valorarse el nivel económico de la familia.

"La conclusión, como siempre con este Gobierno, es que hay que esperar al Boletín Oficial del Estado y ver qué lleva la letra pequeña pero, ¿a qué huele esta decisión del Gobierno?: a la exclusión de gente joven principalmente, muchos de los cuales todavía viven en casa. Parece ser esta además la obsesión del señor Floriano, que le parecía mal que haya parados viviendo en sus casas con sus padres y que quedan excluidos de un programa que está al servicio de quienes han perdido sus prestaciones", ha denunciado.