El PSOE acusa al Ministerio de entorpecer la coordinación sanitaria y desentenderse de los principales problemas de la sanidad pública: la universalidad y la financiación

La secretaria ejecutiva de Sanidad, Luisa Carcedo, lamenta que no se haya convocado el Consejo desde hace más de un año

21/06/2017

La secretaria ejecutiva de Sanidad, Luisa Carcedo ha lamentado que la Sanidad no sea una prioridad para este Gobierno, como demuestra que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el órgano de coordinación entre los servicios de salud de las comunidades autónomas y el Gobierno central, no se haya convocado desde hace más de un año. “Hace más de siete meses que la ministra tomó posesión y hasta hoy no se ha celebrado la primera reunión de un Consejo Interterritorial  que llega tarde y mal”, ha añadido Luisa Carcedo, para quien el Ministerio “entorpece la coordinación sanitaria y se desentiende de los principales problemas de la sanidad pública: la universalidad y la financiación”.

Carcedo ha criticado que la convocatoria se ha realizado con un orden del día “sobrecargado de asuntos, muchos de ellos de enorme trascendencia que requieren un estudio sosegado”, mientras que, por el contrario, “políticas prioritarias como la universalidad y la financiación sanitaria no están incluidas en el orden del día, ni están presentes en la agenda del Gobierno”.

La dirigente socialista ha explicado que esta ausencia ha obligado a los consejeros y las consejeras socialistas a plantear estos asuntos en el punto de ruegos y preguntas. Tanto la falta de convocatorias como las ausencias de los asuntos de mayor importancia para la sanidad pública hablan por sí solas y ponen de manifiesto “la nula prioridad para el Gobierno del PP y su menosprecio por el órgano de coordinación sanitaria como es el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud”.

“Es lamentable el desentendimiento sobre la financiación sanitaria de las CC.AA, una situación agravada por la práctica desaparición de los fondos destinados a la financiación de las Estrategias de Salud en los Presupuestos Generales del Estado desde el 2013 y la ausencia de recursos destinados por parte de los PGE para las nuevas incorporaciones terapéuticas, como está sucediendo con el Plan de la hepatitis C, cuya extensión y universalidad según prescripción médica se ha acordado hoy sin que el Ministerio de Sanidad aporte fondos complementarios para abordarlo”, agrega.

Además, Luisa Carcedo ha reprochado a la ministra que haya utilizado esta primera reunión para intentar cambiar unilateralmente “las reglas del juego, modificando el reglamento del Consejo Interterritorial para devaluar su funcionamiento y sus capacidades”, lo que ha calificado de “evidente falta de respeto a la distribución competencial y de desprecio a los instrumentos de cooperación, participación y consenso multilateral”.

Carcedo ha insistido “en la necesidad de reforzar los mecanismos de diálogo y cooperación entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas en políticas como la sanitaria” y ha criticado “la falta de transparencia y la opacidad con la que Dolors Monserrat está gestionando el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad”.