El PSOE advierte a Gallardón de que defenderá la actual regulación y la libertad de las mujeres para decidir sobre su embarazo

La dirigente socialista considera que la propuesta de Gallardón "supondrá el fin de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres"

Madrid, 2 de septiembre de 2013.- La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, ha reaccionado a las declaraciones del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a propósito de la reforma de la normativa reguladora del aborto. Causapié ha advertido al Gobierno que el PSOE “defenderá la actual regulación y la libertad de las mujeres para decidir”, ante una “contrarreforma” que supondrá “el fin de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”.

En opinión de Causapié, “el secretismo con el que Gallardón está preparando la contrarreforma del aborto solo puede significar malas noticias para las mueres”. La dirigente socialista vaticina que la reforma que prepara el Ejecutivo conservador para antes de que finalice el mes de octubre “será una escabechina para los derechos de las mujeres, que verán cómo retrocedemos a la prehistoria”.

La responsable de Igualdad de la Ejecutiva Federal denuncia “la descoordinación y las opiniones encontradas” dentro del PP acerca de este asunto, a pesar de lo cual “ya sabemos que volveremos a una ley con tres supuestos y que para acceder a ellos las mujeres tendrán que cumplir múltiples y complicados requisitos”. A Causapié no le cabe duda de que este “retroceso” legal supondrá que “miles de mujeres, como vienen advirtiendo las asociaciones de mujeres y los profesionales, serán obligadas a la clandestinidad o a salir fuera de España para poder ejercer un derecho hoy en día reconocido”.

“Con esta contrarreforma el PP marca claramente cuál es la posición de las mujeres en la sociedad según su ideología ultraconservadora, como ya hemos podido comprobar en otros ámbitos como el empleo o la educación; con PP las mujeres vuelven a ser ciudadanas de segunda categoría”, abunda Causapié.

“Es intolerable e incomprensible que en el siglo XXI se den pasos atrás en la legislación; es algo insólito en Europa”, concluye Causapié, que avisa de que el PSOE “seguirá defendiendo la actual regulación y la libertad de las mujeres para decidir, utilizando todos sus recursos para que esta reforma no se lleve a cabo”.