El PSOE advierte de que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual supone "un paso más en la senda del maltrato a la cultura" del Gobierno de Rajoy

Mar Villafranca asegura que esta legislación "pone en riesgo y devalúa" la cultura española

La Secretaria Educación y Cultura del PSOE, Mar Villafranca, asegura este sábado que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual “nace mal” porque en su desarrollo ha faltado un “diagnóstico riguroso y diálogo con el sector cultural español" porque, para que las medidas sean eficaces, es “imprescindible” un “diálogo previo sobre las necesidades futuras con todos los agentes implicados”. Villafranca ha reivindicado que la cultura “tiene que abordarse desde una doble dimensión: como derecho y como recurso”, pero “esta reforma pone en riesgo y devalúa ambas perspectivas”.

La socialista también recuerda que “cualquier reforma que afecte a la propiedad intelectual o las entidades de gestión de derechos de autor exige consonancia con la normativa europea recientemente aprobada, así como los tratados internacionales”. Por eso, la socialista advierte al Gobierno del Partido Popular que “España no puede ser el campo de pruebas de la desregulación y el mero mercantilismo con los derechos de los creadores”.

EL GOBIERNO MALTRATA LA CULTURA

La responsable de Educación y Cultura del PSOE también ha insistido en que, con esta reforma, el Ejecutivo de Mariano Rajoy da “un paso más en la senda del maltrato a la cultura”. “Tras la subida del IVA cultural, la disminución de los presupuestos y la incapacidad para poner en marcha leyes como la de Mecenazgo, ahora toca la Ley de Propiedad Intelectual”, sentencia Villafranca que defiende que “la cultura es un tema crucial para el PIB y el empleo y una parte indispensable de la identidad de un país”.

Y por eso exige “diálogo” al Gobierno con el sector, “como tema de Estado” y muestra el “compromiso” del PSOE “con los creadores, como pieza crucial para el desarrollo económico y garantía del derecho de acceso de los ciudadanos a la cultura”.

Villafranca también ha defendido que la legislación “debe hacer posible que Internet sea un vehículo de mejora y de oportunidades, pero no de vulneración de derechos” de los creadores para que “sean justamente tratados y deben existir procesos de garantía de sus derechos eficaces”.