El PSOE afirma que "hoy termina uno de los capítulos más deshonrosos e inmorales del Gobierno del PP"

Rodríguez-Piñero anuncia la solicitud de comparecencia urgente de Montoro para que explique "esta tropelía" y avisa a los que se han acogido a la amnistía que "no han terminado aquí" y que "no pararemos hasta que los defraudadores cumplan con sus obligaciones"

La secretaria del PSOE de Economía y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha calificado de “injusta, inútil e ineficaz” la amnistía fiscal del Gobierno y ha asegurado que “hoy termina uno de los capítulos más deshonrosos e inmorales del Gobierno del PP”.

Rodríguez-Piñero ha recordado, además, que el Gobierno presentó un cálculo de recaudación de 3.200 millones de euros y hoy Montoro ha reconocido que el objetivo ha quedado muy lejos de cumplirse al obtener sólo 1.200 millones de euros, por lo que ha anunciado que el PSOE ha solicitado la comparecencia urgente de Montoro en el Congreso para que explique “esta tropelía”.

Rodríguez Piñero ha lanzado una clara advertencia a los que se han acogido a esta amnistía: “Que no se crean que han terminado aquí. No pararemos hasta que los grandes defraudadores cumplan con sus obligaciones y pediremos que toda la información se ponga a disposición de los inspectores de Hacienda para que paguen”.

En este sentido se ha mostrado convencida de que prosperará el recurso de inconstitucionalidad que el PSOE presentó y que el Tribunal Constitucional declarará inconstitucional esta norma.

Rodríguez-Piñero ha puesto de relieve que el único colectivo fiscal que no se ha visto afectado por las medidas del PP sea el de los grandes defraudadores, “lo que señala la altura moral de este Gobierno y desalienta a la mayoría de los ciudadanos que cumplen con sus obligaciones, además de abrir el camino al blanqueo de capitales”.

Por su parte, el portavoz de Hacienda, Pedro Saura, ha alertado de que “con esta amnistía no se recaudará más en el futuro, porque al gran fracaso de la amnistía hay que sumar la tomadura de pelo a los ciudadanos que ya pagan impuestos, ya que con esta medida se destruye esa conciencia fiscal”.

Saura ha asegurado que hay alternativa a recaudar 1.200 millones de euros, que tan sólo supone una décima parte de lo que se recaudó el año pasado en la lucha contra el fraude fiscal, y que ésta pasa por un conjunto de medidas integrales y ambiciosas que luche contra el gran fraude en España y a nivel internacional y contra los paraísos fiscales.

“Hay que seguir trabajando en potenciar la conciencia fiscal que ahora se destruye y establecer una reforma fiscal en profundidad que permita que paguen impuestos los que no pagan y paguen más los que más tienen”, ha concluido.