El PSOE afirma que "los españoles no deben pagar una multa por la irresponsabilidad y electoralismo de Rajoy"

Manuel de la Rocha Vázquez: "El PSOE está comprometido con la reducción del déficit, pero no aceptará nuevos recortes sociales, ni bajadas de impuestos regresivas"

07/07/2016

El secretario de Economía, Manuel de la Rocha Vázquez, considera muy grave que la Comisión Europea haya abierto hoy formalmente el procedimiento para sancionar a España, junto a Portugal, por incumplimiento reiterado de los objetivos de déficit. De la Rocha señaló que “hoy España es noticia en toda Europa por ser un país marcado y amenazado de sanción por Bruselas ante los incumplimientos presupuestarios del gobierno. Pese a la mala gestión del gobierno, pedimos a la Comisión Europea que no imponga una sanción a España, pues los españoles no deben pagar por la irresponsabilidad y electoralismo del señor Rajoy”. En este sentido, De la Rocha Vázquez ha remarcado que el PSOE “hará todo lo que esté en su mano para evitar la aplicación de la sanción”.

El dirigente socialista asegura que “si Rajoy es elegido presidente, de cara a la aprobación de los próximos presupuestos el Partido Socialista reclamará un giro copernicano a la política fiscal y presupuestaria”. Así, De la Rocha ha dejado claro que el PSOE está totalmente comprometido con la reducción del déficit, “pero bajo ningún concepto aceptará nuevos recortes sociales, que debiliten aún más los servicios públicos fundamentales y aumenten la desigualdad. El PSOE tampoco dará su apoyo a nuevas bajadas de impuestos regresivas y que mermen aún más las arcas del Estado”.

Muy al contrario, De la Rocha ha señalado que “es necesario un planteamiento radicalmente diferente en la política económica y fiscal, que aproveche la coyuntura externa favorable para invertir en un nuevo modelo de crecimiento. Esto es exactamente lo contrario de lo que hace el gobierno que menos de 15 días después de las elecciones, ha aprobado un recorte del 91% del presupuesto de ENISA para empresas tecnológicas. Evidentemente, el camino hacia una economía del conocimiento y la innovación no pasa por recortar las ayudas a las start-ups y emprendedores”.

Para el Partido Socialista, el saneamiento de las cuentas públicas requiere en primer lugar unos objetivos de estabilidad más graduales y realistas, que prioricen el crecimiento y se acomoden mejor a las necesidades de la economía española.

Junto a ello, prosigue el responsable de Economía, “el control del déficit pasa inexorablemente por elevar los ingresos públicos, que son de los más bajos de toda la zona euro. Para ello, es necesario aprobar una verdadera reforma fiscal que mejore la progresividad del sistema tributario, grave con eficacia a las grandes fortunas, combata con firmeza el fraude y la evasión e introduzca una fiscalidad medioambiental en línea con los países de la OCDE”.

“Es necesario además abordar el agujero creciente en las cuentas de la Seguridad Social, lo cual exige también cambios profundos en la reforma laboral del PP que reduzcan la precariedad, acaben con las deducciones inútiles y eleven los salarios, lo que permitirá aumentar las bases de cotización a la Seguridad Social. En el medio plazo, el PSOE propone un recargo de solidaridad para financiar las pensiones, que llevará a la Comisión del Pacto de Toledo”, concluye el político socialista.