El PSOE afirma que, "si Rajoy no desautoriza a Mayor Oreja", se convertirá en "cómplice de sus calumnias"

Sánchez pregunta a Rajoy si las palabras de Mayor Oreja son compatibles con el pacto antiterrorista, y afirma que “quien decide lo que es legal o ilegal son los jueces” y no si el “PP está en el Gobierno o en la oposición”

 El diputado y miembro del Comité Electoral del PSOE, Pedro Sánchez ha exigido al presidente del PP, Mariano Rajoy, que desautorice al eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja, porque en caso contrario se convertirá en cómplice de sus “calumnias”, y “pensaremos que Mayor Oreja dice lo que Rajoy piensa”.

El diputado socialista ha criticado la “doble moral de la derecha”, capaz de “mentir en el presente, mintiendo sobre su pasado”. Y ha recordado que Mayor Oreja, quien fuera ministro del Interior en la etapa de Gobierno de José María Aznar, fue “uno de los principales defensores e impulsores del proceso de diálogo con ETA” en el año 2002.

Para Sánchez, el problema es que Mayor Oreja tiene “memoria selectiva”, y “ha convertido la mentira en su profesión. La calumnia en su quehacer diario”, y ha añadido que "la gran verdad hoy es que ETA está más débil que nunca gracias al acierto de la política antiterrorista del Gobierno" y "esa verdad no la taparan los kilos y kilos de calumnias que trata de verter el PP contra el Gobierno".

Respecto a la excarcelación de Troitiño, ha afirmado que el Gobierno cumplió con la ley, señalando que “lo que es legal o lo que es ilegal lo deciden los jueces, no si el Partido Popular está la oposición o en el Gobierno”, y ha considerado que “estos ejercicios de doble vara de medir y doble moral” que realiza el PP no hacen ningún bien a la democracia española ni a la lucha contra el terrorismo, en un momento en el que “ETA está más débil que nunca”.

Sánchez, se ha preguntado si “Rajoy considera que las declaraciones de Mayor Oreja son compatibles con el pacto por las libertades y contra el terrorismo”, y ha lamentado que el PP utilice el terrorismo como arma de confrontación con el Gobierno, porque con su actitud “no debilita al Gobierno, sino a la democracia española”, en un momento en el que “ETA está a punto de ser derrotada”, y en el que es necesario que todos trabajen para salvaguardar la unidad en esta materia, que es “de todos”.