El PSOE alerta de la intención del Gobierno de retomar la reforma de la ley del aborto y exige de nuevo su retirada definitiva

Purificación Causapié alerta de la intención del Ejecutivo de sacar adelante la reforma, "una vez pasadas las elecciones", y sospecha que el Gobierno quiere llevarla al próximo Consejo Territorial de Sanidad

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha exigido de nuevo esta tarde al Gobierno la retirada definitiva de la reforma de la Ley del aborto.

“Ante las noticias de los últimos informes conocidos sobre la reforma de esta ley, y la contestación social que está teniendo, el PSOE vuelve a exigir la retirada del Anteproyecto”, ha señalado la responsable socialista de igualdad, quien además ha pedido a las Comunidades Autónomas “que sean consecuentes con lo que pide la sociedad, con lo que piden sus propios ciudadanos y ciudadanas, con lo que pide la inmensa mayoría de los informes científicos y exijan también la retirada de este Anteproyecto”.

Según ha explicado Causapié, las Comunidades Autónomas deben preocuparse también por la salud de las mujeres, “y si de verdad lo hacen, deben actuar consecuentemente y decir bien claro que esta reforma perjudicará gravemente la salud de las mujeres”.

Para Purificación Causapié “asistimos a un continuo goteo de informes que uno tras a otro piden su retirada o su modificación, y vemos como la sociedad se ha movilizado de forma espectacular en contra de esta reforma. Todas las encuestas realizadas dicen que para la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas ésta es una reforma innecesaria, están en contra de ella y entienden que la ley vigente es la correcta”.

Por eso el PSOE exige que el Gobierno “se olvide de ella y haga caso a la sociedad, poniendo algo con sentido común con su retirada”.

Finalmente, la dirigente del PSOE ha recordado que “lo único que traerá esta ley es dolor a las mujeres. Dolor y un grave peligro para su salud y para sus vidas porque, como está demostrado, donde hay una ley restrictiva, no impide que las mujeres aborten, y favorece que lo hagan en condiciones insalubres e inseguras o, que las que puedan permitírselo, salgan fuera del país a hacerlo”.

Las sociedades científicas se lo han dicho a Rajoy y a su Gobierno: de las 50.000 mujeres que abortarán fuera de la legalidad dentro de nuestro país, cerca de 20.000 tendrán graves secuelas en su salud y muchas podrían perder la vida, ha recordado Purificación Causapié.