El PSOE alerta sobre la caída de la población activa femenina en más de 100.000 mujeres en un año, consecuencia de la reforma laboral del PP y los recortes en servicios sociales

La responsable de Igualdad denuncia que "las políticas del PP están expulsando a las mujeres del mercado laboral"

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, ha alertado esta tarde de las consecuencias de las políticas del Gobierno del PP sobre el empleo femenino, con una caída de la población activa femenina de más de 100.000 mujeres en un año, según los últimos datos conocidos hoy a través de la Encuesta de Población Activa (EPA). Causapié denuncia que “desde que llegó el Gobierno del PP, “se está produciendo una pérdida importante de empleo femenino; un descenso que se debe explicar por la política económica del Gobierno del PP y, principalmente, la reforma laboral y los recortes en servicios sociales, donde trabajan mayoritariamente mujeres, y que permiten la conciliación de la vida laboral y familiar”.

En lo que va de año, agrega la dirigente socialista, se han destruido más de 43.000 empleos femeninos que sitúan la ocupación femenina en niveles de 2005: más de 2,8 millones de mujeres están sin trabajo, y la tasa de paro es del 26,6.

Los datos estadísticos confirman “la expulsión de las mujeres del mercado laboral con las políticas del PP, tales como la reforma laboral y los recortes en el estado del bienestar, que están expulsando a las mujeres del empleo. Es un dato dramático, puesto que las mujeres españolas hemos trabajado duro por participar en el mercado de trabajo, y este dato nos dice como está disminuyendo esa participación”.

Causapié también llama la atención sobre el paro femenino de larga duración -el que afecta a mujeres que llevan más de dos años buscando trabajo-, que ha aumentado en 60.000 personas en el primer trimestre y representa el 41,2% del paro femenino, “lo que confirma las enormes dificultades que tienen las mujeres para encontrar un trabajo”.

La responsable de Igualdad de la Ejecutiva socialista advierte de que desde que el PP llegó al poder se ha producido un incremento de la desigualdad que se traduce en “mayor precarización del empleo femenino respecto del masculino, su menor  ocupación, su más alta tasa de desempleo y la desigualdad retributiva”.

En opinión de Purificación Causapié, los datos de la  EPA “nos alejan de los objetivos europeos: “España se encuentra entre los países con menor contribución femenina al empleo: sólo el 53% de la población femenina entre 20 y 64 años trabajaba en 2013, 10 puntos menos que media europea y muy alejado del 74% que establece el objetivo Europa 2020. Para alcanzar ese objetivo se tendrían que crear 3 millones de empleos femeninos hasta 2020”.

Por último, la responsable de Igualdad pone en valor los datos de la comunidad andaluza, en donde se han creado 41.700 empleos, de los cuales 31.100 (75%) son femeninos