EL PSOE apuesta por seguir trabajando en el camino emprendido por la Ley integral

Cabezón señala como “imprescindible” la implicación de la sociedad para acabar con esta lacra

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Soledad Cabezón, ha manifestado el compromiso de los socialistas para acabar con “esta lacra criminal” que es la violencia de género y ha señalado que mientras exista una sola víctima “no podremos sentirnos satisfechos y habrá que seguir trabajando en el camino emprendido hace ya cuatro años” cuando se aprobó la Ley integral contra la Violencia de Género.

Cabezón ha recordado que esta ley “pionera en el mundo” ha conseguido que se incremente el número de mujeres que denuncia sus agresiones -un 72% más-, lo que supone “el primer paso” para salir de la espiral de la violencia. Las medidas que la Ley ha arbitrado: juicios rápidos, juzgados específicos, órdenes de alejamiento, coordinación entre los servicios sanitarios, sociales y policiales, entre otras, además de un notable incremento de dotación económica completan un panorama de ayuda, apoyo y reaserción para las víctimas que permiten pensar que “es posible erradicar esta lacra”.

La responsable socialista ha señalado que para ello es “imprescindible” la implicación activa de la sociedad rechazando este tipo de comportamientos hacia las mujeres y es necesario un cambio de modelo de relación social hombre-mujer, que en su opinión ”poco a poco se va produciendo, con medidas por ejemplo como la Ley de Igualdad”.

Cabezón ha calificado como estremecedora la cifra de las víctimas producidas en el año que ahora acaba y ha manifestado su preocupación porque han aumentado significativamente el número de mujeres extranjeras, que ha fallecido a manos de sus parejas o exparejas. ”Es un colectivo especialmente vulnerable, bien porque se encuentran en situación irregular en España o porque desconocen que hay medidas que las pueden ayudar y proteger” señala.

Finalmente, la Secretaria de Igualdad del PSOE ha señalado que hay que seguir trabajando para que las mujeres denuncien, pues en el 70 % de los casos de muerte no hay conocimiento de la situación de malos tratos por los órganos judiciales, y para que las víctimas no renuncien a continuar el procedimiento tras la denuncia, pues el 43% de las fallecidas en 2007 así lo hicieron.

(Nota de prensa difundida el 30 de diciembre de 2008)