El PSOE apuesta por "un nuevo pacto de convivencia ciudadana que no deje a las mujeres al margen" cuando se cumplen 10 años de la Ley Integral contra la Violencia de Género

Carmen Montón: "No hay ciudadanía para las mujeres sin eliminar la violencia y sin respetar su autonomía y decisiones"

La aprobación hace 10 años de la Ley Integral contra la Violencia de Género, la primera que aprobó el gobierno de Zapatero en 2004, “abrió la puerta a la esperanza de miles de mujeres para salir de la violencia”. Así lo ha asegurado la secretaria de Igualdad, Carmen Montón, que ha lamentado que ese camino de esperanza “se ha roto con el gobierno del Partido Popular” porque “Rajoy ha perdido tres años en la lucha contra la violencia de género, tres años perdidos para las víctimas y sus hijos e hijas”.

De ahí que el PSOE se comprometa a profundizar en la democracia y abordar “una reforma de la Constitución” con “un nuevo pacto de convivencia ciudadana que no deje a las mujeres al margen” porque, tal y como ha explicado Montón, “no hay ciudadanía para las mujeres sin eliminar la violencia y sin respetar la autonomía de sus decisiones”.

La dirigente socialista ha denunciado que “los recortes” en la lucha contra la violencia de género del Partido Popular son “los más miserables” porque han dejado “en números rojos, con una reducción del 22%” los fondos para luchar contra esta lacra. No hay fondos ni tampoco palabras del Presidente al respecto: “Aún está inédito ante los asesinatos machistas. Nunca ha condenado un asesinato, ni ha dado el pésame a las familias. Nunca ha pronunciado las palabras violencia de género” y ese silencio, para Montón, es un “silencio cómplice” por eso ha lanzado este mensaje al presidente Rajoy: “Las víctimas de violencia de género no son números, no son estadísticas, son vidas”. La responsable de Igualdad también ha alertado de la disminución del número de denuncias y del aumento, hasta el 30%, de la tasa de “mujeres que sí denunciaron, sí pidieron ayuda y a pesar de ellos fueron asesinadas”.

Montón ha recordado al PP que “cuando hablamos de violencia de género, hablamos de vida o muerte. Aquí no valen ni las mentiras, ni los recortes ni las improvisaciones”. Por eso el Partido Socialista mantiene su “trabajo continuo” basado en la “ejemplaridad, el compromiso y las soluciones”. Dentro de la ejemplaridad, la semana que entra las casas del pueblo socialistas se van a convertir en “espacios seguros y libres de violencia de género” donde “cada militante” será un “activista contra la violencia machista”. Como compromiso, la responsable de Igualdad ha recordado que el Código Ético del partido se ha actualizado para que la violencia machista o su amparo no tengan cabida en el PSOE y como soluciones, que el trabajo del partido no se detiene en la oposición con presentaciones de iniciativas y propuestas parlamentarias “por una sociedad segura y libre de violencia de género”.

ZAPATERO

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido el encargado de cerrar el acto. Interrumpido en numerosas ocasiones por aplausos, el que fuera jefe del Ejecutivo socialista durante ocho años ha explicado que “no fue un capricho ni una decisión no meditada” que la Ley Integral contra la Violencia de Género fuera la primera que aprobó sino que respondía “a una concepción de la democracia, a por dónde pasan los raíles del progreso” porque “tenemos la obligación de superar la vergüenza histórica de lo que tantos hombres han hecho a tantas mujeres”.

“Es muy importante reformar, mejorar, una ...