El PSOE apuesta por una economía sólida en la que prime la igualdad de oportunidades para empresas y emprendedores frente a la política del privilegio que impera con la derecha

Inmaculada Rodríguez Piñero: Los socialistas defendemos una economía democrática y ética en la que el sistema financiero está al servicio de la economía real y la economía real está al servicio de las personas

Hay alternativas al crecimiento que impone la derecha en España y en Europa. La secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, ha defendido la igualdad en el crecimiento económico. Para la dirigente socialista, la igualdad forma parte de la “modernización” de las estructuras económicas y además, “la igualdad de oportunidades entre empresas y entre emprendedores será la vía para acabar con la corrupción”. Que el éxito empresarial “no dependa de presiones ni de contactos con la administración, que el éxito venga de la innovación, de la calidad, de la mejora de los servicios y de hacer bien el trabajo”.

En la clausura de la jornada ‘Ganase el crecimiento’, que se ha desarrollado este sábado en Valencia, Rodríguez Piñero ha afirmado que el PSOE apuesta por “emprender reformas para que nuestra economía sea más democrática, ética e inclusiva”, basada en “los derechos a la formación y a emprender de todos, la igualdad de oportunidades de todos los agentes económicos, la participación de los trabajadores en las decisiones empresariales y el respeto al diálogo social”. Según la socialista, la economía ética por la que apuesta el PSOE es aquella que sitúa “el derecho de los consumidores por encima del resultado económico de las empresas y a la responsabilidad social como un activo rentable”.

En definitiva, “una economía democrática y ética es la que tiene los valores invertidos a la actual: el sistema financiero está al servicio de la economía real y la economía real al servicio de las personas”.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión de Hacienda del Congreso y coordinador del bloque económico de la Conferencia Política, Pedro Saura, ha asegurado que la alternativa progresista en la que trabaja el Partido Socialista pasa por una política macroeconómica que “estimule el crecimiento y que incorpore la innovación y el conocimiento para ser más competitivos” con un “uso eficiente” de los recursos naturales, el diálogo social y “el empleo” como objetivo prioritario.

Saura ha denunciado que la política económica del PP va en la dirección contraria con una apuesta por la competitividad a costa de “bajar salarios y recortar derechos” que solo conduce a “malos resultados en el empleo y la desigualdad frente a la economía que defienden los progresistas en la que debe primar “el esfuerzo y la igualdad” frente al uso del “privilegio” que impera en la filosofía de la derecha.

Rodríguez Piñero y Saura han sido los encargados de clausurar la jornada sobre crecimiento económico que forma parte de los debates preparatorios de la Conferencia Política del PSOE que se desarrollará en octubre. Militantes, expertos, ciudadanos de a pie, empresarios y dirigentes socialistas españoles y de la UE han intercambiado reflexiones sobre crecimiento y competitividad, innovación, el reto de generar más y mejores empleos y el desarrollo de un modelo sostenible.