El PSOE asegura que el Gobierno “no se toma en serio las políticas de igualdad y la lucha contra la violencia de género”

Alerta de que el Pacto de Estado contra la violencia de Género se puede convertir “en papel mojado” si no tiene recursos

06/04/2017

La responsable de Igualdad de la Comisión Gestora del PSOE, Soraya Vega, ha señalado que “los PGE que acaba de presentar el gobierno, lamentablemente demuestran que no se toma en serio las políticas de igualdad y la lucha contra la violencia de género”. A su juicio, “lo que debería ser una prioridad, pasa a ser una cuestión secundaria para un gobierno irresponsable y cruel con las mujeres”.

Vega ha denunciado que la partida presupuestaria destinada es “insuficiente” y ha recordado que la ministra Montserrat se comprometió a reforzarla pero “hemos visto que en las cuentas del Estado para este 2107 la dotación destinada a combatir esta lacra social es mínima, de 27,73 millones de euros que supone  solo un 2,5 millones de euros más, cuando en estos últimos seis años se ha recortado un 26% el presupuesto destinado a la prevención de la Violencia de Género”.

“Sin recursos difícilmente se podrá hacer frente a la violencia de género” y ha advertido de que el Pacto de Estado que ha de salir del acuerdo de todas las fuerzas políticas en el Congreso, “si carece de dotación presupuestaria para llevarlo a la práctica, corre el riesgo de quedarse en papel mojado”. En su opinión, el gobierno “engaña a las mujeres y desperdicia una oportunidad para demostrar su compromiso contra la violencia de género”.

Además, la responsable socialista en Igualdad ha señalado que la ministra Montserrat incumple el compromiso acordado en 2011 y ratificado por España en 2014, el Convenio de Estambul del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, que recoge la necesidad de aprobar nuevas medidas y políticas trasversales y actuar con eficacia con el fin de prevenir, investigar y castigar todo acto de violencia contra las mujeres. “Es una tragedia para una sociedad democrática que 22 mujeres hayan sido asesinadas por sus compañeros o excompañeros en lo que va de año pero también es una tragedia que frente a este hecho el gobierno no reaccione como la sociedad está reclamando”.