El PSOE asegura que el nuevo copago no tiene “ninguna justificación” y es “un castigo” que el Gobierno impone a los enfermos

Trinidad Jiménez recuerda que varias CCAA, algunas gobernadas por el Partido Popular, ya han anunciado que no la van a aplicar

La Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez, ha asegurado que la implantación del copago farmacéutico hospitalario es “uno más de los muchos disparates cometidos por los responsables del Ministerio de Sanidad” y que no tiene “ninguna justificación razonable, porque ni contribuye a racionalizar el consumo de medicamentos, ni sirve como instrumento de financiación adicional”. En su opinión es “un castigo” que el Gobierno impone a los enfermos, obligándolos a sufragar su tratamiento médico.

Jiménez ha destacado la oposición que ha suscitado esta medida tomada unilateralmente por el Gobierno “sin dialogar con nadie, sin escuchar a nadie y sin acordar con nadie”. Ha recordado que varias CCAA, algunas gobernadas por el Partido Popular, ya han anunciado que no la van a aplicar y ha alertado de que su puesta en marcha generará desigualdades entre los ciudadanos en función de su lugar de residencia, rompiendo la cohesión del Sistema Nacional de Salud y puede dificultar el acceso al tratamiento médico porque habrá enfermos que no podrán hacer frente a esta nueva carga económica.

Para el Portavoz de Sanidad en el Congreso, Pepe Martínez Olmos, pueden existir “razones ocultas” que expliquen una medida “tan injusta”. En este sentido, ha apuntado que el copago de la farmacia hospitalaria abre “una nueva vía de gestión” que puede aplicarse a otras copagos ya aprobados pero aún no aplicados en productos sanitarios, transporte no urgente, ortopedias o plantear el copago en los relacionados con la hostelería y alimentación hospitalaria. “No descartamos que el Ministerio de Sanidad tenga previsto hacer pagar a los enfermos por su habitación y su comida”.

OFENSIVA DEL PSOE

Trinidad Jiménez y Pepe Martínez Olmos han recordado el PSOE ha planteado una ofensiva para detener este proceso y ha registrado en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley, apoyando la posición de rechazo al nuevo copago manifestada por diversas CCAA, como Andalucía, Asturias, Canarias o Castilla y León, en la que se insta al Gobierno a que deje sin efecto la Resolución del Ministerio.

Asimismo, se ha presentado una batería de preguntas escritas al Gobierno para cuantificar el ahorro previsto, el número de personas que se verán afectadas, así como las razones que justifican dicha medida y los informes de expertos que avalan la decisión del Ministerio

Además, ha promovido iniciativas en todos los parlamentos autonómicos rechazando el nuevo copago para fármacos que se dispensan en los hospitales de manera ambulatoria, instando a los gobiernos autonómicos a no aplicarlo y a pedir al Ministerio de Sanidad su derogación forma inmediata.