El PSOE asegura que el Plan sitúa la cooperación española entre las más avanzadas del mundo

El PP rompe el consenso y vota en contra del Plan Director de Cooperación Internacional 2009-2012, en la Comisión Interterritorial _x000D_

El PSOE ha mostrado su satisfacción por la aprobación unánime del proyecto de Plan Director de la Cooperación Internacional para el Desarrollo 2009- 2012 en el Consejo de Cooperación.

 

Todos los agentes, incluyendo los principales sindicatos y la CEOE, han coincidido en que el Plan Director de la cooperación española supone un gran paso hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el reto del 0,7% en el año 2012.

 

El secretario ejecutivo del PSOE y portavoz de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo en el Congreso, Eduardo Madina, ha declarado que “tras un largo proceso de elaboración y consenso, el resultado es un proyecto ambicioso y valiente que colocará la cooperación española entre las más avanzadas del mundo”.

 

Por su parte, la secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano, se ha mostrado orgullosa de que el Gobierno de Zapatero haya colocado la cooperación con los países más desfavorecidos entre sus prioridades. “Tras el crecimiento de la cooperación al desarrollo entre 2004 y 2008, donde prácticamente se triplicó la Ayuda Oficial al Desarrollo, llega la hora del gran salto adelante en materia de solidaridad internacional”.

 

Ambos dirigentes han lamentado la ruptura por parte del PP de los amplios consensos alcanzados en la elaboración de la hoja de ruta para la cooperación española en los próximos años. “El papel del PP en la Comisión Interterritorial no tiene explicación lógica posible. Con su voto en contra a la aprobación del Plan Director vemos con preocupación cómo la derecha española opta por no compartir y acompañar el esfuerzo de la sociedad española en el combate contra el hambre y la pobreza en el mundo”, ha declarado el dirigente socialista.

 

Valenciano recordó que “el PP ha votado en contra del 0,7%, del consenso político y social y de la mejora de la calidad de nuestra ayuda”, que también “votó en contra de las agendas internacionales que mayor consenso alcanzaron en la Comunidad Internacional, como la agenda de Accra y la estrategia de París en materia de calidad de la ayuda”.

 

“Ahora, cuando más golpea la crisis en las zonas de hambre y pobreza extrema, más acuciante y necesaria es la solidaridad internacional y más fuerte es el compromiso de los socialistas”, ha concluido Madina