El PSOE asegura que existen las condiciones para que Zapatero sea investido presidente del Gobierno

Jáuregui afirma la voluntad de construir un marco de entendimiento con todos los partidos para toda la legislatura, sin acuerdos preferentes ni excluyentes

El Secretario General del Grupo Parlamentario Socialista, Ramón Jáuregui, ha mostrado hoy la convicción de que “existen las condiciones para que José Luis Rodríguez Zapatero sea elegido presidente del Gobierno” en el debate de investidura que se celebrará el próximo martes en el Congreso de los Diputados.

El Secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el Secretario General del Grupo Parlamentario Socialista, Ramón Jáuregui se han reunido hoy en el Congreso con los representantes de Nafarroa Bai, BNG, Coalición Canaria, ERC, IU y UPyD, en una ronda de contactos previa a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, que se inscribe en un “marco introductorio de relaciones con los grupos parlamentarios para toda la Legislatura”.

En rueda de prensa al término de esta ronda de contactos, Jáuregui ha afirmado la disposición y la voluntad del PSOE de “construir un marco general de entendimiento con los grupos parlamentarios para toda la Legislatura”, en la que se buscarán “los máximos acuerdos” con “todos los partidos políticos”. En este sentido, ha asegurado que “no habrá acuerdos preferentes con ningún grupo, ni mucho menos acuerdos excluyentes”.

El próximo viernes continuará esta ronda de reuniones con PNV, CIU y PP.

EL PNV DEBE RECTIFICAR

En relación a la decisión del PNV de no apoyar la moción de censura en el Ayuntamiento de Mondragón, Jáuregui ha confesado que “hemos sufrido una auténtica decepción” y ha advertido al PNV que la primera condición para entenderse con el PSOE es precisamente “que no se entiendan con quienes apoyan o no condenan a los terroristas”.

En este sentido, ha reclamado una “rectificación” por parte del PNV que, después del comunicado de ETA de ayer “es más que obligada, es una cuestión de ética y solidaridad democrática elemental”. El dirigente socialista ha insistido en que “no debemos consentir, por ética democrática, que en el País Vasco haya alcaldes que acepten que los terroristas maten a personas de su municipio”.