El PSOE asegura que la sanidad en España “ya no es universal ni gratuita” y acusa al Gobierno de plantear una mala alternativa “más cara y con menor cobertura”

Esta fórmula "difícilmente va a solucionar el problema social y sanitario creado con la exclusión de españoles y de inmigrantes" que se determinó con el Real Decreto Ley 16/2012 porque "el coste de la póliza es inasumible para muchas personas y muchas familias"

La Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez, y el Portavoz de la comisión de Sanidad, José Martínez Olmos, han asegurado que la aprobación de la póliza Mato en el pasado Consejo de Ministros, que establece los requisitos básicos del convenio especial de prestación de asistencia sanitaria para personas que no tengan la condición de aseguradas ni de beneficiarias del SNS, es "la constatación de que la sanidad en España ya no es universal, ni gratuita".

Los dirigentes socialistas han acusado al Ejecutivo de plantear una mala alternativa "más cara y con menor nivel de cobertura sanitaria". "El Gobierno se ha visto obligado a idear una fórmula, por la puerta de atrás, para atender a todas aquellas personas que perdieron su derecho a disponer de tarjeta sanitaria, tras los sucesivos recortes efectuados por el gobierno de Rajoy".

Esta fórmula "difícilmente va a solucionar el problema social y sanitario creado con la exclusión de españoles y de inmigrantes" que se determinó con el Real Decreto Ley 16/2012 porque "el coste de la póliza es inasumible para muchas personas y muchas familias".

El PSOE ha denunciado que la póliza Mato es más cara que muchos seguros privados, un precio excesivo para los colectivos afectados ya que supone 720 euros anuales y 1.884, si se es mayor de 65 años. "Ana Mato no ha presentado una solución sino que ha puesto una barrera más en el acceso a la sanidad, porque muchos de ellos no podrán pagar estas pólizas, con lo que seguirán desamparados y sin atención médica".

Además, han señalado que se trata de una póliza de "segunda categoría" que ni siquiera cubre las prestaciones de la cartera común suplementaria. "Esto significa que, a pesar de pagar como mínimo 720 euros al año, deberán pagar también el 100% de los medicamentos, del transporte sanitario, las prótesis externas o los productos dietéticos que pudieran necesitar".

En este sentido, los socialistas han reiterado que la decisión de excluir del acceso a la asistencia sanitaria pública no sólo los inmigrantes en situación irregular, sino también otros colectivos de ciudadanos nacionales es "no solo reprobable, desde el punto de vista ético y de justicia social, sino también rechazable, desde una posición de preservación de la salud pública general".

Trinidad Jiménez y José Martínez Olmos han señalado que "seguiremos reivindicando la derogación de la exclusión sanitaria producida con el Real Decreto Ley 16/2012 mediante diferentes iniciativas parlamentarias", al tiempo que han reiterado la posición del PSOE de recuperar los derechos sanitarios expropiados por el Ministerio de Sanidad, cuando el PSOE vuelva al Gobierno.