El PSOE avisa de que no negociará reformas democráticas mientras Rajoy no asuma responsabilidades

Jáuregui no ve al Gobierno legitimado para impulsar estos cambios y subraya que no habrá "un enjuague entre los dos grandes partidos"

El portavoz socialista en la Comisión Constitucional del Congreso y miembro de la Ejecutiva del

PSOE, Ramón Jáuregui, ha afirmado que el 'caso Bárcenas' se ha convertido "en una pared" que impide al PSOE negociar reformas de regeneración democrática con el Gobierno hasta que su presidente, Mariano Rajoy, no asuma "responsabilidades". En una entrevista con Europa Press, Jáuregui ha defendido que en España hay un "riesgo tal de descrédito" de las instituciones y de "desafecto con la política y los partidos" que hace falta un paquete de reformas para impulsar la "transparencia de la vida pública", democratizar los partidos y cambiar la ley electoral para que los ciudadanos puedan marcar sus favoritos en las listas.

 

Sin embargo, ha subrayado que el 'caso Bárcenas', con la sospecha de financiación irregular y sobresueldos ilegales en el PP, ha marcado "un punto y aparte" en su concepción de ese diálogo.

"Desgraciadamente, mientras el PP no dé una respuesta, no diga la verdad, no asuma responsabilidades por los hechos tan graves, por la alarma social tan grave que se ha producido en nuestro país, no podemos hacer paralelamente acuerdos con ellos en estas materias", ha advertido. Y el PSOE, ha enfatizado, no puede "mirar para otro lado" ni "atenuar sus exigencias" porque estaría "decepcionando a millones de españoles", incluso provocando "un descrédito institucional del Parlamento muy peligroso". "No podemos hacer otra cosa que inclusive correría el riesgo de ser interpretada como una especie de enjuague entre los grandes partidos", ha zanjado.

 

Pero además, cree que Rajoy no tiene "ni el liderazgo, ni la autoridad política, ni la legitimación social para gobernar en las circunstancias que se han producido después del escándalo Bárcenas". Tampoco ve al Gobierno con capacidad para abordar en solitario leyes de regeneración democrática, "porque su mayoría parlamentaria hace tiempo que dejó de ser mayoría social".

El exministro de Presidencia ha confirmado que el PSOE estudia la figura del 'impeachment' –el juicio político al presidente-- para posiblemente incluirla entre las propuestas de reformas institucionales que el PSOE aprobará en su Conferencia Política de noviembre, en la que los socialistas renovarán todo su proyecto político.