El PSOE celebra el amplio apoyo del Consejo de Europa a la libertas de las mujeres españolas y su rechazo a la Ley del aborto del PP

Purificación Causapié denuncia que el PP "se haya posicionado en Europa con las ideas más extremistas de grupos minoritarios"

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, celebró hoy el amplio apoyo que ha recibido en el Consejo de Europa la declaración presentada por el PSOE en favor de la libertad de las mujeres y en contra de la reforma de la Ley del aborto del Gobierno del PP.

“El PSOE aplaude la decisión del Consejo de Europa de mantener vivo este debate en los próximos meses y agradece el apoyo del Grupo Parlamentario Socialista del Consejo”, señaló Causapié. Además del apoyo de los parlamentarios socialistas de los 48 países que forman el Consejo de Europa, el documento del PSOE ha sido suscrito por la izquierda plural, por muchos miembros del grupo liberal ALDE y a título personal por parlamentarios conservadores británicos.

Asimismo, Causapié lamentó que “el PP se haya posicionado en Europa con las ideas más extremistas de grupos minoritarios”, en referencia a la declaración que han presentado los populares en defensa de la ley Gallardón, en la que alaban las legislaciones en materia de aborto de países como Polonia, condenado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El PP sostiene en su texto que leyes como está han servido para reducir los abortos, las muertes por embarazo e incluso para hacer descender el número de infanticidios.

“El PP dice que en los países con leyes restrictivas se ha reducido el número de abortos, pero no es cierto-apuntó Causapié- lo que sucede es que en ellos se practican abortos clandestinos e inseguros y las mujeres arriesgan su vida en la clandestinidad o tienen que salir a otros países a interrumpir su embarazo de forma segura, tal y como han denunciado las organizaciones de Derechos Humanos”.

A su juicio, declaraciones como ésta en el Consejo de Europa dejan evidencia “las verdaderas intenciones del PP, que son las de su ala más dura: que no haya posibilidad de realizar un aborto en España y, por lo tanto, que las mujeres pobres y sin ingresos se vean abocadas a la clandestinidad y las que sí tengan ingresos aborten en otros países”.

“Si sale adelante la reforma del PP las mujeres no solo habrán perdido su libertad y su derecho a decidir sobre su maternidad, sino que, además, tendremos un gran problema de salud”, sentenció.