El PSOE celebra el impulso a la Educación y la Formación Profesional que contiene la Ley Complementaria de la LES

Cándida Martínez: “Se da un impulso a la FP y la ponen en el centro de un nuevo modelo de crecimiento económico”

La Secretaria de Educación, Candida Martínez, defendió este jueves que, con la aprobación en el Congreso de la Ley Complementaria de la Ley de Economía Sostenible (LES), después de que el pleno haya votado las enmiendas incorporadas por el Senado, “se da un impulso a la Formación Profesional (FP) y la ponen en el centro de un nuevo modelo de crecimiento económico”.

Candida Martínez ha señalado que para los socialistas “la principal política económica en el momento actual, la más importante en términos de rentabilidad y creación de riqueza es, sin duda, la Educación, la formación y la ampliación del conocimiento”. “Por eso esta Ley habla, sobre todo, de Educación”, subrayó la dirigente socialista.

“Para lograr que un mayor número de personas obtengan niveles elevados de cualificación es necesario que los sistemas de formación se adapten a las nuevas circunstancias y demandas sociales”, explicó, “y eso es lo que se hace en esta Ley, que opta por un modelo en el que el capital humano, la educación, la formación permanente y el talento, sean los principales valores a potenciar entre la ciudadanía, especialmente entre los jóvenes”.

“La FP ha cambiado mucho en los últimos años, con una estima social creciente, pero sigue teniendo un gran potencial de crecimiento y para ello requiere más flexibilidad, apoyo a la formación destinada a los sectores económicos emergentes, el reconocimiento de la experiencia laboral y su certificación y la apuesta por su vinculación al desarrollo local y territorial”, detalló la responsable socialista de Educación.

La LES introduce para ello un concepto avanzado de Red de Centros de Formación Profesional, impulsa la acreditación de las competencias profesionales y se promueven las enseñanzas profesionales a distancia, que permitan combinar el estudio y formación con la actividad laboral. Además, y con el fin de promover la formación a lo largo de la vida, establece una mayor colaboración entre la formación profesional superior y la enseñanza universitaria, y se contempla el reconocimiento recíproco entre ambos estudios.

También Martínez incidió en que “con el objeto de reducir las cifras de abandono escolar prematuro, se flexibiliza el acceso y se facilita la continuidad del alumnado en estudios postobligatorios”. En esa línea, se modifica la organización de la Enseñanza Secundaria Obligatoria en la estructuración del cuarto curso, dándole un carácter diferenciador orientado, tanto para los estudios postobligatorios como para la incorporación a la vida laboral.

Tras señalar la trascendencia de apostar por las medidas de carácter formativo, Cándida Martínez lamentó que una vez más el Grupo Popular no haya estado a la altura de lo que necesita nuestro país, y no las haya respaldado.

(Nota de prensa difundida el 10 de marzo de 2011)