El PSOE condena el último asesinato por violencia de género en Valencia, y reclama al Gobierno "con urgencia" el pacto de Estado contra el machismo criminal

La Secretaria de Igualdad del PSOE dice que el Ejecutivo no puede esperar a más muertes para encarar "de una vez por todas" el problema. Causapié reclama que las administraciones del PP dejen de escatimar recursos y servicios en la lucha contra la violencia criminal, "algo en lo que no se puede recortar"_x000D_

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha condenado esta tarde el último asesinato por violencia de género en el que ha resultado muerta una mujer de 26 años a manos de su pareja en Valencia. “Un repugnante asesinato más del machismo criminal que condenamos con total rotundidad. Tenemos que frenar de una vez por todas esta locura. El Gobierno no puede seguir mirando para otra parte mientras las mujeres siguen siendo asesinadas”, ha señalado Causapié.

La dirigente socialista ha querido trasladar el dolor y la solidaridad del PSOE a la familia de la fallecida, al tiempo que ha reclamado “con urgencia” que el Gobierno ponga en marcha un pacto de Estado contra la violencia de Género en el que estén, tanto los partidos políticos, como los sindicatos, las asociaciones de mujeres, y la sociedad en General. “La violencia de género no es una cuestión partidista; es un problema de esta sociedad y, por tanto, es un problema de Estado que tenemos que resolver entre todos. Eso es lo que se tiene que meter en la cabeza este Gobierno de la derecha”, ha afirmado Purificación Causapié.

Según ha explicado la responsable de Igualdad de los socialistas, la violencia criminal se cobra cada día la muerte de las mujeres, “algo a lo que no puede esperar este Ejecutivo para encarar el problema de una vez por todas”. En opinión de Causapié, las administraciones del PP han confundido la austeridad con la desprotección de las mujeres que sufren violencia de género, por lo que “no han dejado de recortar en presupuestos, recursos y servicios para hacer frente a la violencia machista, dejando a miles de mujeres desprotegidas ante sus parejas o exparejas”. “La experiencia, ha finalizado la dirigente socialista, nos dice que en violencia de género no se puede recortar, porque mermar los recursos de la lucha y la protección de quienes la sufren, es poner en riesgo a las mujeres y a sus hijos”.