El PSOE condena enérgicamente el golpe de estado en Malí y reclama la restitución inmediata del orden democrático

La Vicesecretaria General del PSOE, Elena Valenciano, ha expresado hoy la “rotunda condena” del PSOE ante el golpe militar perpetrado en Malí por elementos de las fuerzas armadas, que han tomado por la fuerza el poder del Gobierno elegido democráticamente.

La dirigente socialista ha reclamado “la restitución inmediata del orden constitucional, la liberación de todos los dirigentes y miembros del gobierno detenidos, la retirada del ejército a los cuarteles y que los golpistas devuelvan el poder sin dilación a su legítimo depositario, el presidente Amadou Toumani Touré”, que en estos momentos se encuentra en paradero desconocido. Asimismo, ha exigido el respeto al proceso electoral previsto para el próximo mes, en el que debe elegirse al próximo presidente de la República.

Ante las informaciones de diversas ONG internacionales, que denuncian varias muertes y numerosos heridos en el transcurso del golpe de estado, Valenciano ha exhortado a todas las partes “a la máxima contención” y ha exigido a los golpistas “que eviten cualquier acción que provoque más violencia, un escrupuloso respeto de los Derechos Humanos y la reinstauración del Estado de derecho”.

Valenciano ha enviado un mensaje de solidaridad del PSOE con todos los demócratas de Malí, y en especial con los dos partidos integrantes de la Internacional Socialista (RPM y ADEMA-PASJ), que han ejercido un papel principal en el desarrollo democrático del país.

La Vicesecretaria General ha mostrado su respaldo a todas las acciones que el Gobierno de España despliegue en protección de la colonia española en Malí, así como en relación a las gestiones en marcha para conseguir la liberación de los cooperantes españoles que continúan secuestrados en el norte del país.

Malí atraviesa una difícil situación con una rebelión secesionista en el norte del país que ha provocado el desplazamiento interno y a países vecinos de alrededor de 200.000 personas. Valenciano ha reclamado, en este sentido, “una acción decidida y comprometida por parte de la Comunidad Internacional en defensa de la democracia en Malí y de apoyo a la estabilidad y seguridad de toda la región del Sahel”.