El PSOE considera que la reforma del Gobierno es "una limosna para las clases medias y trabajadoras, y un gran regalo fiscal para las grandes fortuna y las rentas altas"

Los socialistas proponen una reforma fiscal que "garantice un Estado del Bienestar fuerte y unos servicios públicos de calidad", para lo cual hay que "recaudar más de los que no pagan o pagan muy por debajo de su capacidad económica"

La Secretaria de Economía, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha realizado una primera valoración de la reforma fiscal que este viernes aprueba el Gobierno y ha denunciado que “se trata de una limosna para las clases medias y  trabajadoras, y de un gran regalo fiscal para las grandes fortuna y las rentas altas”; que lo que hace –añadió- es “profundizar en la desigualdad en nuestro país”.

Rodríguez-Piñero, que ha comparecido en rueda de prensa tras participar junto a Rubalcaba y otros dirigentes socialistas en una reunión del equipo económico socialista, ha insistido en que “esto no es una reforma fiscal, es un conjunto de medidas que afectan a no todos los impuestos y que se deja fuera lo más importante: la lucha contra el fraude fiscal y el tratamiento de la riqueza patrimonial de las personas”.

La Secretaria de Economía ha recordado que, cada vez que se acercan unas elecciones, el PP promete bajar impuestos en campaña, para luego hacer todo lo contrario, tal y como ocurrió tras las generales. De hecho, desde que la derecha llegó al gobierno “han subido 50 impuestos y han retirado del bolsillo de los ciudadanos 28.000 millones de euros”; en definitiva, “han subido los impuestos a todos, menos a las grandes fortunas a las que regalaron una vergonzante amnistía fiscal”, añadió.

Por el contrario, Inmaculada Rodríguez-Piñero recordó que los socialistas han apostado por una “reforma fiscal en profundidad, que garantice un Estado del Bienestar fuerte y unos servicios públicos esenciales de calidad”. “Lo que necesitamos –dijo- es recaudar lo suficiente para poder atender las necesidades de los ciudadanos”, de ahí que el PSOE apueste por “recaudar más de los que no pagan porque están ocultos dentro del fraude fiscal, o pagan muy por debajo de su capacidad económica”.

La dirigente socialista se ha referido también a los datos de Eurostat de 2012, según los cuales nuestro país está a la cola en ingresos fiscales y tributarios, al tiempo que gastamos menos que la media de la UE, y ha insistido en que lo que necesita España “es acabar con las injusticias y conseguir que los que más tienen paguen más y que los que defraudan paguen”; y al mismo tiempo  “rebajar la presión fiscal a los trabajadores y a las clases medias, que son quienes han padecido todos los efectos de los ajustes aplicado por el Gobierno del PP”.

Guindos debe aclarar si defiende sus intereses o los de los españoles

También se ha referido a la alineación que ayer hiciera el ministro Guindos con la canciller alemana, Angela Merkel, defendiendo que hay que mantener el calendario de consolidación fiscal y proseguir con los ajustes fiscales y los recortes a los ciudadanos.

Rodríguez-Piñero le ha pedido al ministro que aclare “a quién está defendiendo”, cuando va  a Luxemburgo y hace este tipo de declaraciones, aliándose con Angela Merkel. “Está defendiendo sus intereses particulares para postularse a la presidencia del Eurogrupo, o está defendiendo los intereses de los españoles”. Anunció, en ese sentido,  que en la próxima sesión de control al Gobierno, el Grupo Parlamentario Socialista va  a cambiar la pregunta al ministro de Economía para que dé explicaciones y diga a quién está defendiendo.

“Yo les digo que no está defendiendo los intereses de los españoles”, reiteró Rodríguez-Piñero, quien ha instado a...