El PSOE considera que Rajoy y su Gobierno "se han empleado muy bien con los brazos" y con "la piqueta" para "demoler el Estado de Bienestar"

García-Page lamenta que, el primer año de Gobierno del PP, haya servido para "cambiar el Estado de Bienestar, por un estado de ansiedad y de malestar" ya que, "en la mayoría de los sectores económicos y sociales, han entrado como elefante en cacharrería"

El Secretario General del PSOE de Castilla-La Mancha y miembro de la CEF, Emiliano García-Page, se ha mostrado conforme con Rajoy en que su Gobierno “no ha estado de brazos cruzados” en el último año, pues “se han empleado muy bien con los brazos” y con “la piqueta” para “demoler el Estado de Bienestar”, cuando no “para hacer un corte de mangas” a la mayoría de los ciudadanos.

A juicio de García-Page, este primer año del PP ha servido claramente para “cambiar el Estado de Bienestar, por un estado de ansiedad y de malestar” ya que, “en la mayoría de los sectores económicos y sociales, han entrado como elefante en cacharrería”, como prueba la entrada en vigor hoy de la aplicación de las tasas judiciales.

El dirigente socialista, que hacía estas declaraciones desde el Parador de Toledo -donde ha mantenido una reunión con alcaldes socialistas de la Comunidad-, ha criticado la intervención de “autocomplacencia” y “sin un milímetro de autocrítica” del Presidente del Gobierno en la interparlamentaria de su partido, en la que sus dirigentes se han reunido “para darse los aplausos que no tienen del resto del país”. Además subrayó que, tanto en el discurso de Rajoy como en el de Cospedal, “han sobrado ataques y ha faltado una invocación al consenso nacional”.

De cara al año próximo, el Secretario General del PSOE de Castilla-La Mancha ha advertido de la amenaza de “nuevos recortes y piquetas”. Así, aseguró que las políticas de la derecha traerán en 2013 “mucho más paro, mucha más crisis y mucha más desigualdad”.

“Ojalá que salgamos de la crisis, pero el camino por el que quieren que salgamos es de ruptura de equilibrios constitucionales y consensos muy básicos y, sobre todo, de un Estado (el de Bienestar) del que nos sentíamos muy orgullosos” y que los socialistas –dijo- vamos a proteger y tratar de blindar en sus cimientos.

Abundando en el año de Gobierno de Rajoy, García Page señaló que se ha caracterizado sobre todo porque “no ha cumplido ni una sola de sus promesas electorales”, aunque por contra ha practicado “subidas descabelladas de todos los impuestos y tasas”, así como “demolición de la sanidad e intento de hacer negocio con lo más sagrado que tenemos que es la salud”. En definitiva, añadió, “están fabricando un estado del malestar”, “aplicando la misma medicina” que está en el origen de la crisis y tanto gusta a los especuladores financieros, y todo ello, con el permiso de Merkel.

Finalmente, García-Page ha insistido en que Rajoy y el Gobierno deben “enfrentar la crisis” y “no aprovecharla para meter el dedo en el ojo a casi todos los sectores sociales”, ni para romper los equilibrios que se han logrado tras más de 30 años de democracia.