El PSOE considera "radicales" y "excesivas" las propuestas de la CEOE

Iglesias rechaza la idea de que “sobren funcionarios”, o que sean “poco trabajadores” y se muestra contrario a los mini-empleos, porque 400 euros es “un sueldo imposible para que un trabador pueda salir adelante”

Madrid, 15 de diciembre de 2011.-El Secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, mostró hoy su desacuerdo con las últimas propuestas lanzadas por el Presidente de la patronal, Juan Rosell,-crear mini-empleos retribuidos con 400 euros y poder despedir a los funcionarios como en la empresa privada- y calificó estos planteamientos de “radicales” y “excesivos”.

 

Durante una entrevista en la cadena Cope, Iglesias aseguró que los funcionarios no pueden ser tratados como si perteneciesen a una empresa privada y que tampoco comparte la idea de que “sobren” 900.000 funcionarios en España, como dice Rosell, ya que en nuestro país el porcentaje de funcionarios por millón de habitantes es semejante al de otros países europeos, como Alemania.

 

“En un momento de dificultades económicas si se hacen determinados discursos radicales la población puede recibir la impresión de que la función pública en España no sirve para nada y eso sería un gran error”, dijo. En este sentido, destacó que en nuestro país “tenemos una función pública que ha demostrado que es eficaz y que es suficiente- otra cosa es si hay que reubicar, si hay que formar mejor y en eso podemos estar de acuerdo- pero yo no creo que sobre ese porcentaje de funcionarios, o que los funcionarios españoles sean poco trabajadores”.

 

Respecto a los mini-empleos, el dirigente socialista aseguró que 400 euros es “un sueldo imposible para que un trabador pueda salir adelante y pueda sacar adelante a su familia”. “Tendríamos que buscar fórmulas imaginativas, pero esa me parece que es una fórmula excesivamente radical” añadió.

 

Oposición responsable defendiendo la cohesión social

 

En otro momento de la entrevista, el Secretario de Organización defendió que el PSOE, a diferencia de lo que ha hecho el PP durante estos años de crisis de “cuanto peor mejor”, hará “una oposición responsable”, porque “vamos a entender perfectamente que nuestro enemigo directo es la crisis económica, no el gobierno”. “Haremos una oposición desde la responsabilidad y defendiendo nuestra posición de defensa de la cohesión social y las políticas sociales” reiteró, alertando de que “si perdemos la cohesión social en este momento podemos llegar a una situación difícil para la convivencia”.

 

Respecto a la batería de iniciativas presentadas ya por el grupo parlamentario socialista, Iglesias explicó que “están dentro de filosofía y las propuestas que hizo el candidato y el partido durante la campaña electoral”, y buscan “profundizar en las libertades civiles y en la igualdad”, así como luchar contra la crisis.

 

Y preguntado por la petición que el candidato socialista hizo durante la campaña electoral para que hubiera una demora en los plazos para la reducción del déficit público, se mostró convencido de que Rubalcaba hablará de ello en el debate de investidura, de la necesidad de que todas las economías europeas “tendrían que tener una reflexión respecto del ritmo al que se está aplicando la reducción del déficit, porque realmente no sabemos por qué no se puede tener un poco más de laxitud y aplicar un ritmo mas lento de la reducción del déficit para no asfixiar completamente la economía”.

 ...