El PSOE cree que las acusaciones contra Matas son "de una gravedad extrema" y critica que Rajoy no dé explicaciones

Carmela Silva recuerda que el PP tiene a dos ex presidentes de Baleares juzgados por corruptos

La portavoz socialista en el Senado, Carmela Silva, opinó hoy que los delito que se imputan al ex presidente balear Jaume Matas en el juicio que empieza hoy sobre el 'caso Palma Arena' son "de una gravedad extrema", por lo que criticó que el líder del PP, Mariano Rajoy, no dé explicaciones y que por lo tanto "ni está ni se le espera".

En rueda de prensa en la Cámara Alta, Silva manifestó que, aunque es la justicia la que tiene que depurar responsabilidades en este caso, "está claro que el PP no es un partido de fiar" por que tanto con Matas como con el también ex jefe del Ejecutivo balear Gabriel Cañellas "el PP ya tiene a dos ex presidentes juzgados por corruptos".

Pero consideró que "llama la atención" que Rajoy "no diga nada", aunque no sólo en el caso de Matas, sino en el del ex tesorero del PP y senador Luis Bárcenas, investigado en el 'caso Gürtel', y en el de los "enredos" del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. "Sobre esto Rajoy está mudo, ni está ni se le espera", dijo.

A juicio de Silva, si el líder del PP "tuviese responsabilidad política, si fues un político serio y riguroso, debería estar dando explicaciones a los ciudadanos y diciendo que se avergüenza de todos aquellos dirigentes del PP que han metido la mano donde nunca se debe meter".

Por ello, señaló que tanto a Rajoy como a la secretaria general de los 'populares', María Dolores de Cospedal, no pueden "mantenerse callados", y consideró que serían "mucho más sensatos que en lugar de ir al exterior a hablar mal de España diesen explicaciones de esa trama de corrupción vergonzosa en la que se encuentran claramente implicados".