El PSOE cree que “Rajoy no ha hecho un Gobierno para el diálogo”

Mario Jimenez considera que este primer “mal gesto” del presidente hacia un Parlamento en el que no cuenta con mayoría, “hace presagiar que el entendimiento va a ser muy difícil”.

03/11/2016

El portavoz de la Comisión Gestora, Mario Jiménez, ha realizado esta tarde en nombre del PSOE una valoración del nuevo ejecutivo anunciado desde La Moncloa y ha concluido que “Mariano Rajoy no ha hecho un Gobierno para el diálogo”, lo que “le anticipa serias dificultades” durante la legislatura.

 

En rueda de prensa en la sede de Ferraz, Jiménez ha comenzado denunciado que hayamos conocido el Gobierno “a través de una nota” y que Rajoy no compareciera para explicar las “razones políticas y de gestión” que han motivado su conformación, demostrando así que “no está sabiendo dar todavía una respuesta” ante la situación totalmente nueva que vive la política española.

 

El portavoz socialista ha subrayado además que el Gobierno nombrado por Rajoy “no está cualificado para el diálogo”, porque mantiene al frente de determinadas carteras a personas “con capacidad nula” para el mismo.

 

Por lo tanto, “el primer gesto de Rajoy” –la conformación de su Gobierno- “es un mal gesto hacia una Cámara en la que no tienen mayoría y hace presagiar que esa vía de diálogo y de entendimiento  va a ser muy difícil”; en definitiva, “que lo que le escuchamos en la sesión de investidura fue un brindis al sol”. Por ello, “la agenda política va a estar marcada en gran medida por el trabajo en el Parlamento al frente del cual, en esa tarea de oposición, estará el Grupo Parlamentario Socialista”.

 

Rajoy “ha necesitado prácticamente cinco días para dar a conocer este Gobierno”, ha subrayado Jiménez, y “da la sensación de que lo ha hecho pensando en su partido, en vez de pensando en los ciudadanos”, ya que ha nombrado un equipo en el que “siguen presentes” factores propios de su anterior Ejecutivo como “la incapacidad de diálogo y de entendimiento”.

 

Así, lamentó que sigan “algunos de los ministros que más daño han hecho con su política y que peor actitud hacia el diálogo han tenido”, como Montoro, Méndez de Vigo o Báñez, lo que demuestra que Rajoy “no ha hecho un Gobierno para el diálogo” y que, de ser así, “el Parlamento tendrá que tomar sus decisiones y el Gobierno se verá en una situación muy complicada”.

 

Jiménez ha señalado también que este Ejecutivo “da algunas pistas sobre la situación que tiene el propio presidente”, ya que es posible que sea “el canto del cisne, el último que presente Rajoy”, pese a lo cual “no se ha esmerado en la línea adecuada y en el eje fundamental de esta legislatura que tienen que ser el diálogo”, insistió.

 

Pocas mujeres y pérdida de poder de Sáenz de Santamaría

 

También ha llamado la atención de los socialistas el que haya “un número excesivamente reducido de mujeres”, y el hecho de que se hayan “rebajado las competencias políticas y el papel de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que ya no será la cara del Gobierno”.

 

“No sabemos si esto es un ajuste interno, si Rajoy se ha doblegado ante quien pedía rebajarle la capacidad política, pero la realidad es que pierde una enorme capacidad de llegada en términos políticos que nos resulta muy significativo”.

 

También se ha referido a la presencia en el nuevo Ejecutivo de Cospedal, con un “premio” que para ella habrá sido “de consolación”. A juicio de Jiménez, este nombramiento lleva además aparejada una “situación de incompatibilidad con sus responsabilidades orgánicas, tanto desde el punto de vista territorial como desde el punto de vista del partido”.

 

Montoro, Méndez de Vigo y Báñez

 

Criticó especialmente el dirigente socialista la continuidad al frente de la cartera de Hacienda de Cristóbal Montoro, quien –recordó- “ha protagonizado la reforma fiscal, cincuenta subidas de impuestos o la amnistía fiscal” y “ha tratado de manera privilegiada  a unos cuantos en detrimento de la mayoría de los españoles”. Su permanencia es “una mala señal” y “va contra la línea de diálogo que iba abrir el presidente del Gobierno”, subrayó Jiménez.

 

Calificó asimismo de “error” el mantenimiento de Méndez de Vigo al frente de Educación, “porque no ha sido capaz de recuperar el diálogo con la comunidad educativa” y resulta “un mal presagio” de cara a conseguir el Pacto educativo. Y la continuidad de Báñez en Empleo, ya que implica “perseverar” en políticas que “han sido desastrosas” y han traído “precariedad laboral”. “Ha sido una ministra  que ha estado incapacitada para activar el diálogo social, que es responsable de la situación de las pensiones, de que no se haya respetado el pacto de Toledo y la autora del mayor ataque a los derechos laborales de nuestra historia, con la reforma laboral”.

 

También alertó Jiménez sobre el mantenimiento de “bicefalias” en el Gobierno, que ya dieron lugar a una “guerra soterrada” como la mantenida por Guindos y Montoro, y ha augurado que la factura de esas disfuncionalidades que no ha querido corregir Rajoy, la terminaremos pagando todos los españoles, pues afectará a cuestiones económicas y financieras que deben tratarse con las instituciones europeas.