El PSOE critica la modificación del acceso a la nacionalidad española que estudia el Gobierno y le insta a consensuar una política que es de Estado

Pérez Domínguez pregunta a Gallardón si “resistirse a un desahucio o participar en un escrache -para ustedes alteraciones de orden público-, podrá privar de la nacionalidad a quien le ha costado más de diez años adquirirla”

La Secretaria Ejecutiva de Cooperación e Inmigración, Marisol Pérez Domínguez, ha expresado hoy la “preocupación” de los socialistas ante la intención del Gobierno de modificar la legislación que en nuestro país determina las condiciones de acceso a la nacionalidad o los motivos de su pérdida. La diputada ha criticado algunas de estas medidas recogidas en la prensa y ha defendido la necesidad de consensuar una política que es “de Estado”. También ha anunciado que su Grupo solicitará la comparecencia de los ministros competentes en esta materia, Alberto Ruiz Gallardón y Fátima Báñez.

En una pregunta realizada al ministro de Justicia en la sesión de control al Gobierno, la diputada socialista se ha referido a la inquietud que les provoca que el Gobierno plantee la privación de la nacionalidad “por razones de orden público” y se ha preguntado si “resistirse a un desahucio o participar en un escrache -para ustedes alteraciones de orden público-, podrá privar de la nacionalidad a quien le ha costado más de diez años adquirirla”. Igualmente ha criticado que se pueda perder la nacionalidad española por participar en política en sus lugares de residencia, “lo que afectaría a casi dos millones de españoles que viven fuera de nuestro país”.

Pérez Domínguez ha denunciado que estas medidas vayan a “convertir el acceso a la nacionalidad por residencia en un camino de obstáculos, en lugar de la culminación de un proceso de integración”; y ha pedido “prudencia” al ministro Gallardón, ya que “se están acostumbrando a deslizar barbaridades que no son digeribles ni compatibles con un Estado de Derecho”.

“Estudien un poco y verán que no hay nada parecido en ningún país de nuestro entorno y que los Convenios internacionales de los que España es parte, protegen contra la privación arbitraria de la nacionalidad”, añadió.

Tras la respuesta del ministro la responsable de Cooperación e Inmigración ha asegurado que en este tema es preciso “claridad y transparencia”, ya que “se trata de una política de Estado que debe tener vocación de estabilidad” y por tanto ser consensuada “con todos”.

“Que yo sepa no ha contado con nadie, ni ha hablado con nadie sobre esta reforma, desde luego no con mi Grupo. Y tiene que hacerlo”, ha dicho Pérez Domínguez. Así que “rectifique, reinicie, dialogue. Nuestro Grupo estará abierto a ese diálogo, si el Gobierno está abierto al consenso”.

Modificación de la ley del aborto

Al inicio de su intervención, la diputada socialista se ha referido también a la modificación de la legislación sobre interrupción voluntaria del embarazo y a las declaraciones del ministro en el sentido de que ‘el riesgo para la madre no será ya un pretexto para abortar’.

Pérez Domínguez le ha recordado a Gallardón que “nunca ha sido un pretexto, sino un supuesto legal avalado por el Constitucional, como usted sabe. Lo que no saben ni usted, ni monseñor Rouco es lo que puede significar para una mujer tomar una decisión como esa”, afirmó.

La dirigente socialista le ha dicho al ministro que “lamentablemente, cada día comprobamos como en su gestión afloran más sus prejuicios y complejos”. “Se ha metido ...