El PSOE cumple su promesa de hacer accesible su programa para las personas con discapacidad intelectual

En virtud de un compromiso adquirido en Ferraz por la directora de campaña, Elena Valenciano, con representantes del colectivo FEAPS

El PSOE ha cumplido el compromiso que adquirió la semana pasada con la FEAPS (Confederación Española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual) para hacer accesible su programa electoral para las personas con discapacidad intelectual. De esta forma, el PSOE se convierte en una de las pocas formaciones que se han sumado a esta iniciativa pionera y el programa ya se puede consultar en este formato en www.psoe.es desde este fin de semana.

En un encuentro mantenido hace unos días en Ferraz, los representantes de este colectivo, que agrupa a 891 entidades de toda España, comunicaron a la directora de la campaña socialista, Elena Valenciano, sus reivindicaciones para las próximas elecciones generales.

En concreto, Valenciano conoció de primera mano la campaña “Derecho al voto”, que FEAPS puso en marcha para informar y sensibilizar a la sociedad, en general, y a los partidos políticos, en particular, del derecho al voto de las personas con discapacidad intelectual.

Entre sus reivindicaciones, demandaban que los programas electorales, las propuestas de los partidos, así como las papeletas de voto les sean accesibles. Elena Valenciano les felicitó por la iniciativa y se comprometió a convertir el programa electoral del PSOE en un documento de fácil lectura, accesible y adaptado a este colectivo, como ellos demandan, y como así ha sido (pincha sobre este enlace de psoe.es para acceder al programa, a su resumen y a un folleto, adaptados para este colectivo).

En aquella cita, la dirigente socialista puso en valor la labor tan importante que está llevando a cabo esta confederación, que presta servicio a más de 100.000 personas, “empoderando y dando voz a un colectivo que lucha para que reconozcan sus derechos, que pelea por su plena ciudadanía”, y se comprometió a que el acuerdo alcanzado fuera solo el punto de partida de una colaboración constante.