El PSOE debate sobre las razones de la desconfianza ciudadana hacia la democracia y sus instituciones

Es necesario "reformar" la democracia porque la ciudadanía reclama "más transparencia y participación" y los partidos políticos deben conseguir "un nuevo liderazgo" cómplice con la sociedad

Antonio Hernando, responsable de Política Autonómica, ha sido el encargado de moderar el primer panel de este cuarto Diálogo, bajo el título, “La democracia en España y en Europa”. En su intervención, ha señalado como objetivos de este debate: identificar las razones del proceso de “deterioro institucional” y de “animadversión a los partidos políticos” por parte de la sociedad y analizar “la desconfianza” en las instituciones tradicionales propias de la democracia participativa, así como abordar si esta crisis política y de representación es previa a la crisis financiero-económica o, por el contrario, es una consecuencia.

El sociólogo Enrique Urquizu, que ha abierto el debate, ha afirmado que “estamos ante un cambio de época” y que eso “no significa que haya que hacer grandes cambios, sino que hay que cambiar lo que la gente percibe que funciona mal”. Y ante todo, la ciudadanía reclama a los partidos políticos “participación y transparencia”. Según Urquizu, la democracia tiene que facilitar “los canales de participación” a la ciudadanía. Y “con la transparencia salimos ganando todos”, que no es lo que ocurre con el actual gobierno del PP: “¿Alguien sabe cuántos millones ha recortado Rajoy en año y medio? Son 115.000 millones, pero no lo sabemos porque el gobierno no rinde cuentas”. Urquizu también ha recomendado a los partidos políticos que mantengan con los movimientos sociales una “relación de colaboración y liderazgo”.

Por su parte, el consultor político, Antonio Gutiérrez Rubi, ha considerado que “el formato actual de partidos no es suficiente para recoger toda la política que se necesita” y ha asegurado que los cambios no vendrán por “las alternancias” políticas sino por “las alternativas”. Gutiérrez Rubi recomienda a las fuerzas políticas “humildad”, “interpretar la realidad” y “ejemplaridad” en el servicio público. Además ha asegurado que “el liderazgo no es llegar el primero y solo, sino con todos y a tiempo”. Para el consultor político, los partidos tienen que tener en cuenta que “es más importante llegar con la gente, con las mayorías que llegar primero y solo” y que “hay que superar el sígueme y pasar al contigo” para conseguir un nuevo liderazgo.

Por su parte, el eurodiputado Enrique Guerrero ha centrado su intervención en la perspectiva europea de la democracia, y ha recordado que gran parte de las reformas sobre la calidad de la democracia que se piden ahora, se han venido planteado en todos los países “desde la caída del muro” y que la falta de atención a esta realidad, ha conseguido que se incremente mucho la “insatisfacción ciudadana”. En este sentido, ha señalado ahora como gran objetivo de este descontento a la Unión Europea, contra la que, en su opinión, se “dispara gratuitamente” aprovechando las difíciles circunstancias. El eurodiputado ha reconocido que el gobierno de la UE se percibe desde los estados nacionales con “lejanía” como lo demuestra el hecho de que la participación en elecciones europeas sea un 30% menos que en los comicios nacionales. Frente a esta realidad, ha sugerido que el programa electoral europeo de cada país debería incluir propuestas ”con consecuencias directas para el gobierno de la UE”, como elemento que le proporcionaría una mayor vinculación con la realidad europea “c...