El PSOE defiende el modelo de inmigración del gobierno de Zapatero

Pérez destaca que “ha demostrado ser beneficioso y útil tanto para tiempos de prosperidad, como de incertidumbre”

Los responsables nacionales y regionales de Políticas Migratorias del PSOE han mantenido una reunión, en la sede federal del Partido, con el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, los consejeros de Inmigración de las CCAA gobernadas por el PSOE y los portavoces parlamentarios socialistas en el Congreso, Senado y parlamentos regionales, para abordar las principales líneas estratégicas que se pretenden desarrollar a lo largo de esta legislatura en materia de Inmigración y Emigración.

En este encuentro, la Secretaria federal de Bienestar Social y responsable de Política Migratoria, Marisol Pérez, expuso la necesidad de que el partido intensifique su coordinación y se implique con fuerza a la hora de explicar a los ciudadanos las políticas que está poniendo en marcha el Gobierno.

En esa línea, la dirigente socialista defendió el modelo de Inmigración puesto en marcha por el Gobierno español, “un modelo que vincula la inmigración al mercado laboral y que se basa en la gestión ordenada de los flujos migratorios, la integración de los inmigrantes y la cooperación con los países emisores”. Un modelo que, en palabras de la representante socialista, “ha demostrado ser beneficioso y útil tanto para tiempos de prosperidad, como de incertidumbre”.

Por su parte, la Secretaria Federal de Integración y Convivencia, Bernarda Jiménez, criticó las últimas intervenciones de los portavoces del PP en Inmigración, que tachó de “demagógicas”, y pidió a los responsables socialistas “que se muestren vigilantes a la hora de denunciar actitudes que, lejos de promover la convivencia, sólo generan desconfianza y crispación, y alimentan los discursos de contenido xenófobo y racista”.

COMPROMISO CON EL COLECTIVO EMIGRANTE

En la reunión se abordaron también las principales líneas de trabajo que afectan al colectivo emigrante -los ciudadanos y ciudadanas que residen fuera de nuestras fronteras y que suman más de millón y medio de personas-, y Marisol Pérez recordó el fuerte compromiso de los socialistas con estos ciudadanos españoles. Así, recordó la aprobación del Estatuto de los Ciudadanos españoles en el Exterior en la anterior Legislatura; la extensión al colectivo emigrante de los beneficios de la Ley de Igualdad y de la ley de Dependencia; y la reciente reforma de la Nacionalidad para que los descendientes de españoles en el exterior mantengan la ciudadanía española. También subrayó la necesidad de seguir trabajando en su total desarrollo y en todo aquello que implique mejorar la situación y ampliar los derechos de ciudadanía de los españoles en el exterior.

(Nota de prensa difundida el 26 de noviembre de 2008)