El PSOE defiende la eficacia e inmediatez de las medidas de impulso económico y critica la incoherencia del PP

Rodríguez-Piñero afirma que el Gobierno está preparado y sabe lo que tiene que hacer en beneficio de los ciudadanos y del sector productivo español_x000D_

La Secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha defendido hoy las medidas que, con efecto “inmediato y eficaz”, ha adoptado el Gobierno del PSOE con el objetivo de estimular nuestra economía “a corto plazo”.

Rodríguez-Piñero ha criticado por “incoherentes” las declaraciones sobre esta cuestión realizadas esta mañana por el portavoz del PP en materia de Economía, Cristobal Montoro, que ha calificado de insuficientes las medidas, al tiempo que se mostraba preocupado por la estabilidad de las cuentas públicas.

Rodríguez-Piñero le ha recordado a Montoro que la economía española sigue siendo “la mejor gestionada, como así reconocen todos los organismos internacionales” y que el Gobierno sabe como hacer frente a la situación de desaceleración. “Estamos preparados, tenemos las condiciones necesarias y sabemos lo que tenemos que hacer en beneficio de todos los ciudadanos y del sector productivo español”, señaló.

Para Inmaculada Rodríguez-Piñero es el Gobierno “el que está adoptando las medidas que pueden garantizar el crecimiento de la economía española a medio y largo plazo” y el que está “haciendo las propuestas que permiten inyectar liquidez, sin comprometer la estabilidad y la política de recursos que vamos a seguir necesitando en función de cómo vaya evolucionando la economía española”.

Sobre las medidas recientemente adoptadas por el Gobierno, ha recordado la devolución de 400 euros que va a beneficiar a familias, autónomos y pensionistas, que ya en el mes de junio, van a percibir la mitad de dicha deducción.

Igualmente se ha referido a las ayudas destinadas a la financiación de las empresas y a la ampliación hasta 5.000 millones de las líneas de avales para las PYMES. También a aquellas medidas específicas destinadas a las empresas inmobiliarias que más están percibiendo las consecuencias del ajuste económico, y para las que se amplia la línea de avales del ICO de cara a poder facilitar sus condiciones de financiación.

En definitiva, un paquete de medias para ayudar a “aquellos que más lo necesitan” y que se pueden adoptar “gracias a la magnífica gestión de las cuentas públicas y al ahorro que hemos generado”.