El PSOE denuncia cuatro años de recortes en derechos y servicios sanitarios y reprocha al Gobierno que desoiga a las organizaciones profesionales y sociales

Cuarto aniversario del RD 16/2012 que condicionó el derecho a la salud al aseguramiento

19/04/2016

La secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, ha denunciado hoy que con la entrada en vigor hace cuatro años del Real Decreto 16/2012 que quebrantó el modelo de sanidad universal “el PP inició una senda hacia el desmantelamiento del sistema sanitario y su privatización”.

“Una hoja de ruta-señaló- que se ha intentado frenar desde las Comunidades Autónomas con gobiernos socialistas, porque romper la universalidad del sistema no ofrece ningún beneficio ni en cuestión de salud, ni económico”.

La responsable socialista ha recordado que “durante este tiempo, el Gobierno ha desoído a las organizaciones profesionales, colectivos sociales e instituciones como la ONU, el Consejo de Europa e incluso la Defensora del Pueblo, que han criticado la reforma del Gobierno por negar el derecho a la salud y al acceso a los servicios sanitarios a cientos de miles de personas inmigrantes o españolas que no estén aseguradas, por ser lesiva para la salud pública general, así como por ser inhumana e injusta e improvisada”.  También la han criticado por “falta de rigor en los supuestos de abusos y ahorro con los que el Gobierno del PP pretendió justificarla”.

Sánchez Rubio también ha señalado que este Real Decreto, además de romper la universalidad, introdujo el copago farmacéutico para uno de los sectores más vulnerables de la población, 8,4 millones de pensionistas. “Esta obligación de abonar sus tratamientos ha supuesto que algunas de estas personas hayan dejado de tomar su medicación porque no pueden afrontar estos gastos. En concreto, el 14,76% de los pacientes, según datos de la Federación de Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)”.

Sin embargo, y a pesar del dramático balance de estos cuatro años, Sánchez Rubio ha criticado que “el Gobierno en funciones, lejos de rectificar o de mostrar algún indicio que nos haga pensar que vaya a dar un paso atrás, se mantiene en su empeño obstaculizando y recurriendo que los Gobiernos autonómicos restauren los derechos y reviertan los recortes”.

“Por ello, una vez más, desde el PSOE exigimos al Gobierno en funciones que derogue el Real Decreto que excluyó de la asistencia sanitaria a casi 900.000 personas y restituya en todo el Estado la universalidad del sistema sanitario para que volvamos a un modelo que ofrezca garantías a la población y que, hasta hace cuatro años, era referente en Europa y en el mundo”.

“Es necesario continuar defendiendo la sanidad pública y volver a la universalidad, frente a los embistes del Gobierno, a los que no son ajenos la ciudadanía, cuya opinión sobre el Sistema Nacional de Salud ha empeorado desde que el Partido Popular llegó a La Moncloa”, dijo.

Por último, Sánchez Rubio ha anunciado que durante estos días el Partido Socialista desarrollará una campaña con iniciativas institucionales, parlamentarias y municipales para exigir la derogación del Real Decreto en Cortes Generales, Parlamentos, Asambleas autonómicas y Ayuntamientos.

La responsable socialista ha defendido que el Partido Socialista quiere restituir la ciudadanía sanitaria universal, igual para todos y todas, sin excepciones ni privilegios, como un derecho ligado a la condición de ciudadanía o residencia. “Y por ello, defendemos que la protección a la salud se incluya como derecho subjetivo en la Constitución y que se establezca el mecanismo que garantice su financiación suficiente para que no vuelva a ser posible dar un paso atrás”, ha concluido.