El PSOE denuncia el “atropello a la Democracia” de la tramitación exprés de la reforma del Tribunal Constitucional

La secretaria general adjunta del Grupo Socialista, Magdalena Valerio, considera que la iniciativa del PP “supone una carga de profundidad contra el Tribunal Constitucional” y que “convierte al TC en un actor político”.

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado hoy un escrito, dirigido al presidente del Congreso, para que reconsidere la decisión que adoptó ayer de calificar la proposición de ley del PP de modificación de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, sin esperar a la preceptiva reunión de la Mesa del Congreso, incumpliendo así el artículo 31 del Reglamento de la Cámara. A este escrito se han sumado también CiU, UPyD, Izquierda Plural, PNV y tres partidos del grupo mixto -BNG, Compromís y Coalición Canaria-.

En declaraciones en el Congreso, la secretaria general adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Magdalena Valerio, ha denunciado el “abuso y la falta de respeto al Parlamento Español” y ha asegurado que “vamos a hacer todo lo posible para parar este atropello a la Democracia y al funcionamiento de uno de los poderes del Estado, el poder legislativo”.

“Una vez más”, ha resaltado, “todos grupos se oponen al abuso de la mayoría absoluta del Partido Popular”, que utiliza además al presidente del Congreso quien “ha decidido incumplir el Reglamento de la Cámara y ha puesto sus funciones al servicio de esta operación que quiere perpetrar el PP contra el Tribunal Constitucional, forzando para ello el funcionamiento del Parlamento”, ha insistido. En el escrito se pide al presidente del Congreso que “reconsidere su decisión de calificar esta iniciativa, y que defienda de manera clara el Estado de Derecho y al Parlamento”.

Para la dirigente socialista es inadmisible este “ataque a la Democracia, a la separación poderes y al funcionamiento del Estado de Derecho”. Según ha explicado, Jesús Posada se ha “extralimitado en sus funciones”, puesto que la calificación de esta proposición de ley, corresponde la Mesa del Congreso, según el artículo 31 del Reglamento. “Sólo en supuestos excepcionales, la Mesa delega en el presidente  la calificación de ciertas iniciativas y el Reglamento de la Cámara especifica que estas excepciones se dan en caso de Proyectos de Ley, Tratados Internacionales y otros escritos de carácter urgente”, argumentó.

A su juicio, no hay ninguna justificación para la “urgencia inventada por PP”, más allá de su intención de debatir esta iniciativa en el próximo Pleno del Congreso –coincidiendo con el debate de los Presupuestos Generales del Estado de 2016-, en trámite de urgencia y en lectura única, para poder aprobar la reforma antes de que concluya la legislatura.

Medida electoralista

Magdalena Valerio ha criticado también el “electoralismo de esta iniciativa” -presentada ayer por el Grupo Parlamentario Popular y el candidato del PP a la Generalitat de Catalunya, Xavier García Albiol- “que supone una carga de profundidad contra el Tribunal Constitucional, una institución básica de la Democracia”, que “convierte al TC en un actor político”, y que tiene como trasfondo las elecciones catalanas, “ayudando a hacer campaña al candidato del PP, Xavier Gª Albiol”.

También ha reprochado al Gobierno que no se haya atrevido a tramitarla como Proyecto de Ley, para eludir así los preceptivos informes de los órganos consultivos del Estado que, probablemente, no hubieran sido favorables.

Finalmente, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que “tenga un punto de cordura, rectifique y retire esta proposición de Ley, que tiene en contra a todos los grupos parlamentarios, a los expertos constitucionalista...