El PSOE denuncia el desmantelamiento total de la Ley de Dependencia

Para los socialistas “el Sistema de Dependencia está siendo sistemáticamente atacado por el PP desde que llegó al Gobierno porque no creen el él”

Madrid, 20 de junio de 2012.- Las Secretarias de Política Social, Trinidad Jiménez, y de Igualdad, Purificación Causapié, han mantenido una reunión de trabajo con los Secretarios de las Federaciones en materia de Política Social e Igualdad; las consejeras andaluza y asturiana de Política Social y Portavoces Parlamentarios de las CCAA en materia de Política Social e Igualdad, para analizar los recortes efectuados por el gobierno sobre la Ley de Dependencia.

Durante la reunión, han denunciado que el Gobierno del PP ha modificado la ley “por la puerta de atrás, sin escuchar ni dialogar con nadie”, sin consultar a CCAA, sin informar a los órganos consultivos de la Dependencia, ni al Comité Consultivo, ni a los Consejos Estatales y sin dialogar con partidos políticos. “Es el desmantelamiento total de la Ley de Dependencia”.

Para el PSOE, la modificación de la ley debería tener el mismo nivel de consenso que se logró cuando se fue aprobada, aunque “es evidente que el Sistema de Dependencia está siendo sistemáticamente atacado por el PP desde que llegó al Gobierno, porque no creen el él”.

Los socialistas consideran que el recorte en Dependencia es una nueva agresión a las personas mayores, que se suma a la decisión del Gobierno de Rajoy de subir el IRPF, la imposición del copago a los pensionistas y el medicamentazo y que está amenazando a un colectivo en una situación de especial vulnerabilidad.

Además, señalan que la suspensión del Convenio especial de la Seguridad Social para los cuidadores no profesionales es “un ataque contra los derechos de muchas mujeres”, que gracias a la Ley cotizan en la Seguridad Social, tienen derecho a una pensión y a una tarjeta sanitaria y que a partir de ahora, se les ha reducido en un 15% la prestación económica y tienen que asumir el coste de la cotización si quieren seguir manteniendo el derecho a una pensión y a la atención sanitaria.