El PSOE denuncia la “indiferencia ante el dolor y la actitud de soberbia de Trillo” y exige a Rajoy que “pida perdón” a las víctimas del Yak 42

A la vista del dato del IPC, asegura que los pensionistas “van a perder una capacidad de poder adquisitivo terrible por la mala gestión y el mazazo que el PP le dio al sistema de renovación del poder adquisitivo de las pensiones”

13/01/2017

 

El portavoz de la Comisión Gestora, Mario Jiménez, pidió hoy al Gobierno “que haga lo que ayer no hizo Federico Trillo” y  le “cese” de su cargo de embajador en Londres y añadió que, “ya que el señor Trillo no lo ha hecho, Mariano Rajoy debería pedir perdón a las familias de los fallecidos en el accidente del Yak 42”.

 

En una entrevista en “Las Mañanas” de RNE, Jiménez denunció la “indiferencia ante el dolor y la actitud de soberbia de Trillo, impropia de una persona que ha sido ministro y que ahora estaba representando a España en otro país”, al calificar de “relevo” su marcha de la embajada, sin mencionar siquiera a las víctimas del Yak 42 y a su responsabilidad en el accidente.

 

“Ayer fue una expresión de lo peor en términos políticos y, desde el punto de vista humano,  hubo muy poca empatía con el dolor de mucha gente”, añadió.

 

PGE

 

Respecto a los PGE, el portavoz de la Gestora señaló que los socialistas solo apoyarían esas cuentas si el Ejecutivo “presenta los presupuestos del PSOE, es decir, unas cuentas que fueran sensibles a prioridades como una recuperación económica justa que llegue al conjunto de los ciudadanos, la recuperación de los derechos sociales perdidos, o el blindaje de los elementos esenciales del estado del bienestar, como la sanidad, la educación, las pensiones o la dependencia”.

 

Sin embargo, Mario Jiménez añadió que todo apunta a que los PGE del Gobierno “seguirán profundizando en las desigualdades y marcando una política económica errónea, que solo trae precariedad laboral y una incipiente recuperación que no llega a la familias”. “Como creemos que van a ser unas malas cuentas para España, con un 99,999% de probabilidades el PSOE estará en contra de esos presupuestos”, sentenció.

 

En relación con las pensiones, Jiménez denunció que, teniendo en cuenta el dato del IPC conocido hoy (1,6% en 2016) los pensionistas “van a perder una capacidad de poder adquisitivo terrible por la mala gestión y el mazazo que el PP le dio al sistema de renovación del poder adquisitivo de las pensiones”.

 

Congreso PSOE

 

Respecto al Congreso ordinario del partido, Mario Jiménez explicó que mañana sábado el Comité Federal debatirá una propuesta de la Gestora y aprobará la fecha de su celebración.

 

De cara a esa cita, destacó que “tan crucial como el debate de persona” es la “actualización del proyecto con el que el PSOE se presenta ante los españoles”, tras un “proceso de debate” que debe ser “tranquilo, sosegado y abierto a la sociedad”.

 

“España ha cambiado mucho desde 2012, cuando aprobamos por última vez una Ponencia política, y esos cambios sociales, económicos, culturales, políticos, tecnológicos… tienen que tener un reflejo en nuestro proyecto político y dar solución a esa realidad compleja”, explicó Jiménez.

 

Por tanto, se trata de “hacer un buen Congreso, en los plazos razonables para poder hacerlo bien, con un proyecto y, efectivamente, al final de ese proceso el PSOE tendrá un nuevo liderazgo y un nuevo equipo al frente”.

 

Jiménez espera además que, “a partir de mañana, una vez que se haya fijado la agenda del partido, se haya establecido la fecha del Congreso, y hasta su convocatoria formal, todas las energías del partido se centren en la tarea importantísima que tenemos en las instituciones que gobernamos, y en la esencial labor de oposición que se está haciendo en el Congreso de los Diputados”.

 

Relación PSOE-PSC

 

Preguntado por las negociaciones entre el PSC y el PSOE, Jiménez apuntó que está abierta la vía del diálogo “sincero y profundo”, “porque ambas organizaciones entendemos que tenemos que hacer una revisión completa de nuestras relaciones”. Así, señaló que se trata de “tomar decisiones en dos líneas: en qué nos comprometemos ambas organizaciones hacia el futuro en términos de proyecto político y cómo instrumentamos esta relación política desde el punto de vista organizativo”.

 

En cualquier caso, subrayó la “voluntad” del PSOE y del PSC de “seguir caminando juntos, seguir definiendo un proyecto compartido y definir el mejor entorno para poder hacerlo desde el punto de vista organizativo”.