El PSOE denuncia que Alonso deja un Ministerio de Sanidad "paralizado" y “en desguace” tras el "desmantelamiento" que el PP ha hecho de la sanidad y la dependencia

01/08/2016

La secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, ha manifestado que Alfonso Alonso deja “un Ministerio de Sanidad en desguace, además de paralizado, tras el desmantelamiento que ha llevado a cabo el PP durante estos cuatro años de dos pilares básicos del Estado del Bienestar, como son los servicios públicos de sanidad y de dependencia”.

Ante el nombramiento del ministro de Sanidad en funciones como candidato del PP a lehendakari de cara a las elecciones vascas del 25 de septiembre, Sánchez Rubio considera que su marcha “pone de manifiesto el poco peso que el presidente del Gobierno en funciones concede a un servicio público que en cambio es esencial para la sociedad”.

La dirigente socialista ha denunciado que Alonso “deja una hoja de servicios llena de incumplimientos” y ha citado lo ocurrido con el plan contra la hepatitis C, en el que el Gobierno “mostró una falta absoluta de sensibilidad al responsabilizar a los afectados por esta enfermedad del déficit”.

Sánchez Rubio también ha recordado los enfrentamientos entre profesionales que ha conllevado el Real Decreto sobre prescripción enfermera, “saltándose los acuerdos con los colectivos y complicando la indicación enfermera”.

Asimismo, la responsable de Sanidad lamenta que Alonso “no haya corregido el decreto 16/2012, que limitó la sanidad pública universal” y que haya sometido a una “parálisis” acusada a la administración pública como consecuencia de no haber cubierto las vacantes de las direcciones generales de Servicios para la Familia y la Infancia y de Políticas de Apoyo a la Discapacidad.

“Más de cuatro años, dos ministros y un desmantelamiento total de la sanidad pública. Este es el resumen de las políticas sanitarias del PP”, concluye María José Sánchez Rubio.