El PSOE denuncia que el decreto del Gobierno es "un parche" que "no va a solucionar el grave problema del aumento de ejecuciones y desahucios"

Rodríguez-Piñero asegura que “el alcance de esta medida va a ser mínimo”, porque “las condiciones para que los ciudadanos puedan acogerse a esta fórmula son muy restrictivas y, además, no es de obligado cumplimiento para los bancos”

La Secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, denunció que el decreto ley sobre medidas de apoyo a hipotecados sin recursos, aprobado hoy por el Gobierno, no es más que un “parche” que “no va solucionar el grave problema del aumento de las ejecuciones y desahucios”, ya que “las condiciones para que los ciudadanos puedan acogerse a la fórmula de la dación en pago son muy restrictivas y, además, no es de obligado cumplimiento para los bancos, sino de carácter voluntario”.

“En definitiva,-añadió- el alcance de esta medida, anunciada a bombo y platillo por el Gobierno, va a ser mínimo, puesto que su incidencia depende de la buena voluntad de las entidades de crédito”.

A juicio de Rodríguez-Piñero, la propuesta del Gobierno con un Código de Buenas Prácticas para las entidades financieras en relación con los desahucios, “parece más un intento de lavar la imagen de los bancos, que una propuesta para solucionar un problema que cada vez afecta a más ciudadanos”.

En este sentido, apuntó que “las reformas a acometer en materia hipotecaria deben de articularse mediante normas imperativas y no sobre recomendaciones con espíritu únicamente voluntarista”.

El PSOE presentará una propuesta integral

Rodríguez-Piñero avanzó que el Partido Socialista presentará “una Proposición de Ley de insolvencia personal que aborde las situaciones de endeudamiento de las personas de una forma integral y que regule un reparto equilibrado de riesgos entre deudor y acreedor, manteniendo la seguridad en el tráfico mercantil y sin restringir o encarecer excesivamente el crédito”.

El objetivo de la propuesta en la que está trabajando el PSOE-explicó- es que “quien ha recibido un préstamo actuando de buena fe y se queda sin patrimonio ni ingresos para hacer frente al pago, no pierda su vivienda”.

“El PSOE va hacer una propuesta integral sobre este asunto, porque la cuestión no solo es evitar que la gente tenga que seguir pagando, aún después de perder la casa, sino impedir que los hogares endeudados de buena fe, que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca, pierdan la vivienda en la que residen”.